Desde que dejó la televisión el año pasado, el inspector José Miguel Vallejo ha hecho de las redes sociales su espacio para opinar sobre distintos temas.

Mientras se realizaba el último adiós a Tomás Bravo, el niño de 3 años que durante 10 días tuvo en vilo a todo un país, el ex Policía de Investigaciones elucubró sobre el posible asesino del menor.

Aunque aún investiga lo que ocurrió, Vallejo cree que el victimario pudo haber estado en la multitud que despidió el cuerpo del niño.

“No hay asesino que no desee estar presente en el funeral de su víctima (Tomasito)”, escribió.

“Mucho más cuando siente que no lo buscan, que ha engañado a la Justicia o que ha cometido un crimen perfecto”.

Experiencia en casos similares

En la mañana de este sábado, el ex panelista de “Hola Chile” continuó analizando el caso y puso en duda que Tomás haya llegado solo al lugar en donde finalmente fue encontrado.

“Sólo quienes hayan ejercido su profesión en sitios de suceso de muerte y hayan repasado cien veces el plasmamiento planimétrico y fotográfico del hallazgo de Tomasito, podrán entender porque es altamente dudoso que el niño haya llegado por sí mismo al lugar”, escribió en la red social.

/psg