Es un error creer que los ciberataques ocurren igual a las películas de hackers. En la vida real cualquiera puede ser víctima, además, las agresiones son tan simples que pasan desapercibidas por la mayoría de las personas.

Los ciberatacantes son un lobo vestido de oveja que se aprovecha de la ignorancia para engañar y sacar provecho de los demás. Usan estrategias de ingeniería social para beneficiarse de las personas que no verifican las ofertas, enlaces, cuentas, concursos, entre otras cosas que ven en Internet.

Una persona que desconoce que los ciberatacantes se hacen pasar por sitios y ofertas reales, puede caer fácilmente en fraudes, por eso a continuación hay cinco tips para reconocer fraudes en redes sociales y WhatsApp, ya que son los lugares favoritos para atacar.

Promociones y concursos

De acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) de España, los ciberatacantes quieren que sus víctimas den clic en sus enlaces maliciosos a toda costa, por eso, en muchas ocasiones se hacen pasar por concursos y promociones irresistibles.

En caso de recibir el mensaje de un premio ganado, se debe de sospechar, sobre todo si no se está participando en un concurso. Simplemente se debe ignorar si dice que para entregar el supuesto regalo es necesario compartir “algo” con amigos, rellenar un formulario con datos personales, efectuar pagos, hacer una suscripción o aceptar bases legales confusas.

Secuestro de WhastApp

Se puede reconocer esta estafa porque inesperadamente se ha recibido un código de verificación de la aplicación vía SMS para configurar la cuenta en un nuevo dispositivo. Bajo ninguna circunstancia el código debe ser entregado a nadie, ni si quiera por alguien que diga ser un familiar en apuros.

Cuentas falsas

Otra de las estrategias de los piratas cibernéticos es hacerse pasar por empresas o influencers, así que antes de hacer clic en algún enlace, primero se debe revisar que no haya otras cuentas con un nombre y contenido similar, ya que es posible que sea un perfil clonado.

No se debe confiar si la cuenta con la que se tuvo interacción no tiene la flecha azul de cuenta verificada, comparte enlaces de webs desconocidas o que no tienen relación con la original, así como que sus mensajes parecen generados por un bot o solicitando apoyo a sus seguidores.

Sextorsión y parejas

Esta es otra estrategia común pero igual de efectiva, ya que nunca deja de haber personas que caen en esta trampa. Se caracteriza por utilizar perfiles abiertos de gente atractiva. Por lo general usan fotografías robadas de otras cuentas y están interesadas en tener interacción.

Una vez que establecen comunicación fingen tener los mismos gustos, aficiones y más para ganarse el afecto. Cuando la víctima confía en ellos comienzan a pedir favores económicos bajo cualquier pretexto, también piden fotos o videos íntimos, pero mas tarde piden dinero a cambio de no revelarlos.

Anuncios de tiendas fraudulentas

Es muy común que los atacantes clonen páginas oficiales de ecommerce para después enviar promociones a sus potenciales víctimas, quienes pueden no darse cuenta de que son apócrifas al no prestarles atención.

Son peligrosas porque se difunden en redes sociales con promociones muy atractivas de marcas conocidas, sin embargo, la URL o enlace de la tienda no tiene que ver con la original. Las imágenes de los productos son en baja calidad, la información descriptiva es escasa, pero sobre todo, los métodos de pago son extraños, por ejemplo, facilitan formularios para introducir datos bancarios sin dar opciones como PayPal.

Debido a que las estafas son más comunes de lo que las personas creen, se recomienda no creen en ofertas muy buenas, desconfiar en páginas poco elaboradas o que no tengan relación con la tenga y estar alerta a faltas de ortografía, ya que podrían ser señales de que son páginas fraudulentas.

/psg