La subsecretaria de Salud, Paula Daza, entregó detalles sobre el inminente proceso de vacunación contra el COVID-19 en niños mayores de 6 años, el que se pondrá en marcha luego que el Instituto de Salud Pública (ISP) entregara su autorización para el uso de emergencia de la fórmula CoronaVac de Sinovac en este rango de edad.

La autoridad explicó que la inoculación comenzará tras el fin de semana largo de Fiestas Patrias y se concretará en los colegios, por lo que no considerará un calendario por edades tal como se ha hecho en los adultos.

“Lo que uno hace es vacunar a todo ese colegio que esté dentro del grupo objetivo. O sea, con niños de 11 hasta los seis años para aprovechar la ida del móvil de vacunación, más que por edades específicas”, expresó Daza a radio Pauta.

La subsecretaria señaló que al tratarse de una vacunación voluntaria, los niños que sean inmunizados deberán contar con la autorización expresa de sus padres, la que deberá ser coordinada con el establecimiento.

“Esta no es una vacuna obligatoria, como las del plan nacional de inmunizaciones. Acá requiere de la autorización de los padres para vacunar. Lo que se hace es que se coordina con el colegio y el colegio tiene que coordinar con los papás para la autorización. Los niños que no tengan la autorización de los padres no podrán vacunarse porque esta es una vacuna voluntaria”, precisó.

Daza afirmó que la plataforma de virus inactivado de CoronaVac ha mostrado seguridad y se ha aplicado con otras vacunas en menores de edad chilenos. También señaló que los datos provenientes de los estudios de China otorgan antecedentes sólidos sobre su respuesta inmune.

“Con la evidencia que hay a nivel mundial de que los niños se están enfermando, y gravemente, parece lo más razonable comenzar con la vacuna en esta población que hoy, frente a la variante delta que sabemos que es más contagiosa, es el grupo al que puede llegar porque el resto ya está vacunado”, dijo.

/psg