Tras declararse “en reflexión”, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe (UDI), aseguró esta mañana que si la elección presidencial fuese hoy, votaría por el aspirante a La Moneda del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast. No obstante, aclaró que el abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, tiene dos semanas para conquistarlos.

“Si la elección fuese hoy día, yo creo que voto por Kast, pero Sichel tiene dos semanas para conquistar a las personas como yo que siempre lo hemos mirado con cariño”, dijo en entrevista con Mesa Central.

La ahora candidata a senadora por la Región de Ñuble, aseguró que marcó un “antes y después”, las declaraciones que emitió el abanderado independiente la semana pasada.

“Quiero pedir a los partidos de Chile Podemos Más que declaren la libertad de acción para aquellos que prefieren volver a la antigua derecha. No voy a aceptar el chantaje de aquellos que quieren que me transforme en algo que no soy”, acotó Sichel, tras descuelgues de su candidatura, apuntando directamente a las colectividades que habían respaldado su postulación, tras su triunfo en la primaria de Chile Vamos.

Según explicó al medio, el intercambio de opiniones entre ambas candidaturas le “hizo mucho ruido”, porque sintió que se estaban equivocando de norte.

“Nuestros adversarios no están entre nosotros, están al frente, en la izquierda y, por lo tanto, esta situación donde no se hablaba de las diferencias de programa con (Gabriel) Boric, sino de los dos candidatos de centro derecha, la verdad es que a mi me dejó marcando ocupado. Creo que no corresponde”, aseveró.

A su juicio, llegó un punto que marca la diferencia y es el “no comprometer el apoyo recíproco para la segunda vuelta”. En ese sentido, reconoció que el candidato de la UDI era Joaquín Lavín, pero perdió y ganó Sichel. Por lo tanto, dijo que “lo que corresponde es aprobarlo, pero los compromisos tienen que ser recíprocos y a nosotros no nos da lo mismo que haya libertad de acción para que se pueda votar y pueda ganar un candidato de izquierda”.

“Que mi representante hoy día, a quien se supone estoy apoyando, le de lo mismo que pueda ganar la presidencia de Chile un candidato de izquierda, la verdad es que para mí, marca un antes y un después”, puntualizó.

Tras ello, dijo que “si Sichel no hubiese hecho eso, de verdad no se me habría generado ninguna duda en torno en que hay que cumplir el compromiso de la primaria, pero creo que los compromisos son bilaterales”.

Sichel “tiene que conquistarnos”

Adicionalmente, Van Rysselberghe reiteró que “él (Sichel) tiene que conquistarnos”. Según indicó, la primera y segunda vuelta presidencial no la gana solo la derecha, pero “tampoco la gana el centro solo”.

Consultada sobre qué tendría que hacer el candidato, dijo que “tiene que darse cuenta que los adversarios están al frente, tiene que dejar de pelear con los partidos. Nosotros somos sus aliados, nos va a necesitar para gobernar si pasa a primera vuelta y quiere ganar la segunda. Necesita del despliegue territorial de quienes hoy día somos candidatos para que lo podamos ayudar a llegar a cada rincón de Chile, pero eso hoy día no lo está haciendo, no está convocando”.

Agregó que, por ejemplo, “Isabel Plá, que la convocaron como vocera. Ella estuvo 21 días y dijo que nunca la llamaron, es decir, no hay una incorporación. A mi tampoco, nunca me han llamado, yo he trabajado lealmente por Sichel, pero no ha convocado a los partidos políticos y él es candidato de centro derecha, independientemente de su origen”.

Por lo mismo, repitió que a alguien de centro derecha no le puede dar lo mismo que gane una persona de la “izquierda radical”.

/psg