El Presidente Sebastián Piñera informó que le pedirá al Congreso que extienda el estado de excepción de emergencia que rige en la Macrozona Sur para enfrentar los hechos de violencia que se viven en la zona.

El anuncio lo realiza una semana después de que -durante una visita en el Biobío- comunicara que la medida, que comenzó a regir el pasado 12 de octubre, se extendería hasta el 11 de noviembre de este año.

Como es segunda vez que el Mandatario prorroga la disposición que permite la colaboración de las FF.AA. en el resguardo de las rutas y carreteras de las citadas regiones, ahora requiere de que el Congreso le dé el visto bueno para que el estado de excepción continúe en las provincias de Malleco y Cautín, en La Araucanía; y la de Arauco en el Biobío.

“Tenemos que tener todos los medios y capacidad de decisión para usar las herramientas que la Constitución, la ley y el estado de derecho, le otorgan a una sociedad democrática para combatir los flagelos”, sostuvo Piñera. Y agregó que “en este Estado de Emergencia, las FF.AA. no reemplaza a las policías en sus funciones, pero sí les permite a nuestras FF.AA. prestar apoyo (…), para enfrentar con mejores herramientas, narcotráfico, crimen organizado y violencia que afecta esa zona”.

El Jefe de Estado, sostuvo también que “estamos plenamente conscientes, preocupados y ocupados por la grave alteración del orden público, la seria amenaza a la seguridad ciudadana y las graves consecuencias a la ciudadanía que generan los violentos atentados que cometen estás bandas de crimen organizado, ligadas al narcotráfico, terrorismo y robo de madera. Porque estas bandas utilizan una violencia destructiva e irracional, utilizan armamento de guerra o de grueso calibre”.

En ese sentido, el Mandatario entregó algunas cifras de lo que ha sido el trabajo de los más de 2 mil efectivos de FF.AA. desplegados en la Macrozona Sur. Según explicó Piñera desde que comenzó a regir la disposición se han realizado más de 20 mil controles, se han detenido a 59 personas que tenía órdenes vigentes de aprehensión o estaban cometiendo delitos flagrantes y se ha logrado “disminuir significativamente los hechos de violencia en las zonas afectadas”.

“Agradezco muy sinceramente la abnegada y valiosa labor que han cumplido durante este estado de excepción nuestras FF.AA. y de orden y seguridad. Y de hecho, entre el 13 de octubre, día que entró en vigencia el estado de excepción y el 31 de octubre, los atentados incendiarios se han reducido prácticamente a la mitad y las usurpaciones de propiedades se han reducido a la décima parte”, complementó el Jefe de Estado.

Y destacó, además, “con satisfacción que a pesar que la Constitución permite durante la vigencia de un Estado de excepción, no hemos suspendido ni restringido ni derechos ni garantías constitucionales de las personas. Y se han respetado plenamente los derechos humanos de todos”.

Ya la semana pasada el gobierno había hecho un positivo balance de la disposición. Así lo aseguró el delegado presidencial de la Macrozona Sur, Pablo Urquizar, quien sostuvo que “el balance es positivo en el objetivo que se propuso. El objetivo que se propuso es contribuir a disminuir los hechos de violencia. Llevamos más de un 61% en reducción de los hechos de violencia, más de un 40% en ataque incendiarios y más de un 80% de las usurpaciones”.

Es así como el Mandatario envió un mensaje al Congreso para pedirle “respetuosamente al Congreso que apruebe la extensión de este estado de excepción en las provincias de Biobío, Arauco, Malleco y Cautín y que, además, apruebe con urgencia leyes que son indispensables y extraordinariamente necesarias, como la ley que permite un mejor control de armas (…) y también que apruebe con urgencias las leyes que nos permiten mejores herramientas para luchar contra el crimen organizado, el terrorismo, el crimen organizado y el robo de madera”.

Piñera finalizó sus palabras pidiendo a los chilenos condenar siempre “y sin ninguna duda ni ambigüedad” la violencia “venga de dónde venga” y condenar a quienes “amparan, justifican o promueven” esos hechos.