Aunque debía comenzar el lunes, la primera sesión de la Convención Constitucional se llevó a cabo recién este miércoles a las 10 de la mañana debido a una serie de fallas técnicas en la puesta en marcha de la instancia, que le valió una serias críticas -de la oposición y del oficialismo- al Presidente Sebastián Piñera, al ministro de la Segpres, Juan José Ossa, y al secretario ejecutivo de la Convención, Francisco Encina.

Finalmente, la salida de Encina se concretó este miércoles y el funcionario -y exjefe de gabinete de Ossa- ya no será el responsable del funcionamiento técnico de la Convención Constitucional.

La decisión fue comunicada públicamente pasadas las 15.30 de este miércoles por el mismo Ossa y su par de la Segegob, Jaime Bellolio.

En la ocasión, el titular Segpres manifestó que “lamentamos que el funcionamiento técnico de la Convención haya sufrido un retraso de 24 horas. Sí celebramos que las cosas estén funcionando y podemos asegurar que siempre que se requiera ayuda en esta materia vamos a estar más que disponibles”. Además, agregó que “le agradecemos el esfuerzo, el trabajo y el tiempo” que Encina le dedicó a la instalación de la instancia.

Según se había comentado en Palacio -tal como informó La Tercera PM-, el Mandatario habría tomado con molestia lo ocurrido y solicitó que el tema se resolviera “lo antes posible”. Para el gobierno el proceso debía desarrollarse de manera exitosa, ya que a juicio del jefe de Estado, se trataba de una vara de medición de su administración.

En medio de la situación es que en el Ejecutivo se comenzó a evaluar la posible salida de Encina, quien ayer puso su cargo a disposición luego de que, además, su renuncia fuera pedida por la mesa de la Convención, encabezada por Elisa Loncón y Jaime Bassa, y algunos constituyentes.

De acuerdo a lo publicado ayer por La Tercera PM, Piñera había manifestado que su primer interés era que se resolvieran los problemas para que el órgano constituyente pudiera sesionar. Luego de eso, el Presidente analizaría el futuro de Encina, aunque para algunos era casi seguro que sería removido del cargo. Además, según habían afirmado fuentes de Palacio, la molestia también se habría extendido a la figura de Ossa, sin embargo, otras voces descartaron esta versión.

Este fue un tema que se consultó en dos oportunidades al subsecretario de la Segpres, Máximo Pavez. Ayer afirmó que “cada día tiene su afán” y que la prioridad estaba puesta en “que la Convención funcione, funcione bien, funcione de manera segura sanitaria, política y digitalmente”. Y hoy -a minutos de que finalmente se concretara la primera sesión con los 155 constituyentes- tampoco entregó detalles: “Se está instalando la Convención” y “todos los cargos nuestros siempre están a disposición”, fue su respuesta.

Parot asumirá el cargo

Según información de este medio, la reemplazante de Encina será la exministra (durante el primer gobierno de Piñera), Catalina Parot.

/psg