Claudio Fernández, empleado de la funeraria que posó junto al cadáver de Diego Armando Maradona, rompió el silencio. El hombre, además de pedir perdón, aseguró que tras la viralización de la estremecedora imagen, recibió amenazas de muerte por parte de barras bravas.

«¿Qué te puedo decir? Estábamos acomodándolo, ya para llevarlo, y me dicen ‘flaco’ y mi hijo, como todo pibe, levantó el pulgar y sacaron la foto. Pido respeto y perdón a todos», explicó a Radio 10.

«No hay intención. Sé que mucha gente se ha ofendido, sé que lo han tomado mal. Me están llamando de todos lados. Sé que molestó. Pero nunca antes pasó», agregó.

«Si ves la foto -soy el de anteojos- levanté justo la cabeza. Estaba acomodándolo, me dijeron ‘flaco’ y justo levanté la vista y mi hijo levantó el pulgar. Nada más. Fue algo instantáneo. Yo lo que más quería era dejarlo como un ídolo y que sus familiares se despidieran, como hicimos con toda su familia», complementó.

Amenazado de muerte

En charla con la emisora, Fernández contó además que debido al quilombo desatado a nivel mundial por el condoro, la empresa funeraria lo despidió. Pero eso no es todo. También reconoció que fue amedrentado por barristas de Argentinos Juniors.

«He recibido amenazas. Soy de barrio, me conocen. Me dicen que me van a matar, que me van a romper la camioneta, amenazan a mis hijos, y no soy de esa clase de personas», detalló .

/gap