Se espera que un sistema frontal llegue este miércoles a Santiago, provocando las lluvias más intensas, no solo de la temporada de invierno, sino que del año.

Según los pronósticos, en apenas unas horas se podría igualar el 80% del agua caída en todo lo que va del año 2021, por lo que las empresas de electricidad y de agua potable ya activaron sus planes de contingencias para poder atender eventuales incidencias que afecten el normal funcionamiento de los servicios básicos.

Planes de contingencia

Se espera que caigan entre 40 a 50 milímetros de agua durante los próximos días. Por eso los suministros eléctricos y de agua mantienen en alerta a las autoridades.

Tanto Enel como CGE, y también Aguas Andinas han activado un plan de contingencia para atender eventuales incidencias que afecten la entrega de estos servicios básicos a los usuarios.

“Hemos reforzado toda nuestra capacidad técnica en terreno, nuestros canales de atención estarán disponibles 24/7 para recibir solicitudes de nuestros clientes. Además, la operación de este plan está coordinada directamente con autoridades regionales de la Onemi y con los municipios para poder resolver cualquier eventualidad”, detalló Alejandra Pereira, jefa de atención al cliente Enel.

Por su parte, Eugenio Rodríguez, director de clientes Aguas Andinas, señaló: “Hacemos un especial llamado a la ciudadanía para hacer un buen uso de la red de alcantarillado, evitando introducir alimentos ajenos a la red y también evitando abrir las tapas de cámara para evacuar las aguas lluvias”.

Trabajos en municipios

Este sistema frontal genera preocupación en autoridades, quienes trabajan en fortalecer las medidas de prevención, para evitar anegamientos, desbordes e inconvenientes provocados por falta de limpieza o mitigación.

Uno de los sectores de riesgo cada vez que llueve intensamente es la Quebrada de Macul. Para evitar una situación similar a la ocurrida en el verano pasado, donde hubo desprendimientos de tierra, las autoridades fiscalizaron las obras de las piscinas decantadoras que sirven para proteger la zona.

“Se construyeron estas piscinas de decantación y protección a la ciudad, y en marzo de este año, después de las lluvias del verano, se hizo un reforzamiento y una limpieza de las mismas, lo que me genera tranquilidad en este sector de la ciudad”, explicó Claudio Orrego, gobernador de la Región Metropolitana.

En tanto, en Maipú hace una semana que están limpiando alcantarillados y cortando ramas. Labor que se realiza con diversas cuadrillas en lugares críticos de la comuna para evitar que se registren inundaciones en sus calles y viviendas

“El compromiso es poder anticiparnos a la situación, poder trabajar desde ya para que ojalá las consecuencias no sean graves para nuestras vecinas y vecinos”, afirmó Tomás Vodanovic, alcalde de Maipú.

/gap