El jueves de esta semana el ministro de Salud, Enrique Paris, informaba de una “ralentización” en el aumento de contagios e incluso señalaba que “probablemente el peak ya pasó”.

Sin embargo, las cifras de estos últimos siete días se condicen con este juicio de la máxima autoridad sanitaria del país.

Y es que desde el lunes 1 a hoy domingo 7 de noviembre se contabilizó un total de 14.687 contagios nuevos, lo que da un promedio de 2.098 cada 24 horas. Este registro semanal es el más alto en cuatro meses.

Hay que remontarse al período del 5 al 12 de julio para encontrar cifras superiores. Ahí el global en siete días fue de 17.754. Entre medio hubo semanas donde incluso se llegó a la suma de solo 3.037 personas que hayan dado positivo.

Esto además ha ido de la mano con un alza en la positividad de los exámenes de PCR.

En esta semana el promedio fue de 3,26%, y en ningún día se informó una inferior al 3%. Aquí también hay que retroceder hasta julio para que haya una similar, con el 3,27% del 12 al 18 de ese mes.

El rebrote ya lleva unas semanas, pero siempre se destacó que la cantidad de fallecidos iba a la baja. Incluso octubre fue el mes con menos decesos desde que hay registro de la pandemia.

Pero noviembre arrancó con cifras menos auspiciosas. Se llegó a un total de 105 decesos en total en los siete días, con un promedio de 15 diarios.

Hay que retroceder hasta la semana del 13 al 19 de septiembre para encontrar algo tan elevado, cuando en ese entonces los niveles llegaron a 127 en total.

Otro aspecto que se destacaba hace algunas semanas era que el ingreso de contagiados a UCI iba a la baja. Sin embargo estos últimos siete días dijeron otra cosa. Hubo en promedio 496 personas con el virus utilizando camas críticas, lo que no se veía desde el 6 al 12 de septiembre cuando la media llegó a 542.

/psg