Tal como confirmó el Senado, durante el próximo martes 9 de noviembre la sala de la Cámara Alta votará en general -la idea de legisla- el cuarto retiro del 10%. La sesión iniciará a las 9:00 horas y durará hasta las 13:30, cuando los legisladores deban pronunciarse respecto al texto.

Para que la iniciativa sea aprobada y posteriormente se discuta en particular, se requieren los votos de al menos 26 senadores en ejercicio, o 25 si se considera la ausencia de Guido Girardi (PPD) que está autorizado para faltar por un viaje al extranjero.

Lo cierto es que entre el PS, PPD y la DC tienen a 18 representante, el Frente Amplio sólo uno y hay al menos 7 independientes. Si todos ellos votan a favor, la oposición conseguiría 26 votos para aprobar la iniciativa legislativa.

Sin embargo, a la fecha algunos legisladores de oposición como Jorge Pizarro (DC) y Carlos Montes (PS) han puesto en duda aprobar el proyecto. Eso mientras en el oficialismo, Manuel José Ossandón (RN), confirmó su voto a favor, al menos en la idea de legislar.

¿Qué pasa si se rechaza el cuarto retiro?

La incertidumbre respecto a la aprobación de un nuevo retiro previsional, llevó al presidente de la Comisión de Constitución del Senado y ex militante de la DC, Pedro Araya (IND), aclarar qué pasará si el texto es rechazado en general.

De acuerdo al senador, durante el próximo martes “pueden ocurrir dos escenarios, el primero y más favorable, es que la iniciativa cuente con a lo menos 26 votos y sea aprobada”.

“Si eso ocurre, se da un plazo de indicaciones para que los senadores presenten propuestas de mejora al proyecto. Vencido ese plazo, la Comisión de Constitución revisa las indicaciones y emite un informe para volver a la sala para que el trabajo de la Comisión de Constitución sea ratificado por la sala del Senado”, profundizó.

Por el contrario, si la oposición no consigue los votos necesarios y se rechaza en general el cuarto retiro del 10%, Araya explicó que “se tiene que constituir una Comisión Mixta -diputados y senadores- para tratar de consensuar un texto”.

Más tarde, el documento de la Comisión Mixta tendrá que ser votado en ambas cámaras del Congreso, por lo que, en palabras del independiente, “lo complejo de este escenario radica que en el Senado ya se dio un rechazo al proyecto”.

“El texto que se apruebe necesariamente tendrá que recoger muchas de las sugerencias de los senadores que votaron en contra con el objeto que luego se apruebe el informe de la Comisión Mixta”, cerró.

/psg