La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos recordó el martes la “necesidad de proteger, respetar y promover la libertad de expresión y de opinión” y rechazó las sanciones arbitrarias contra periodistas, tras la decisión del Gobierno cubano de retirar las credenciales a los periodistas de la agencia EFE en La Habana.

”Los Estados deberían crear un ambiente en el que el derecho a buscar y recibir información está garantizado y las restricciones a la labor de los periodistas y la prensa no sean arbitrarias”, destacó la portavoz de la oficina de Naciones Unidas Marta Hurtado.

Sin hacer mención directa al Gobierno cubano, la vocera del organismo pidió a los Estados que “cumplan con los estándares internacionales” y subrayó que derechos como la libertad de expresión y opinión “están fuertemente inscritos en la ley internacional en materia de derechos humanos”.

En defensa de la libertad de manifestación

Las libertades de reunión y de manifestación pacífica son “pilares fundamentales para una sociedad”, señaló por su parte la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos después de que el Gobierno cubano silenciara los intentos de protesta convocados para el lunes.

La portavoz de la oficina, Elizabeth Throsell, también afirmó en rueda de prensa que todos los detenidos por intentar ejercer estos derechos en cualquier Estado “deben ser rápidamente liberados” y han de tener acceso a abogados de su elección.

Además, exigió que debe garantizarse la aplicación del habeas corpus en estas detenciones y que los detenidos puedan comunicarse con sus familiares.

Throsell hizo estos comentarios a raíz de que Cuba silenciara casi por completo las manifestaciones convocadas en varias ciudades de la isla para el 15 de noviembre, algo que consiguió mediante un amplio dispositivo policial, detenciones previas de opositores y mítines de repudio a los organizadores.

Trabas contra agencias internacionales

El Gobierno español, la Unión Europea, políticos de todos los partidos y decenas de asociaciones cívicas y de periodismo han exigido en los últimos días a las autoridades de Cuba que devuelvan las acreditaciones que permiten trabajar en la isla a todos los periodistas de la agencia.

Tras revocar las credenciales a los periodistas de EFE -horas antes de las protestas pacíficas planificadas para este lunes-, las autoridades cubanas se las restituyeron a dos de los seis periodistas del equipo, algo que la presidenta de la Agencia, Gabriela Cañas, ha considerado “insuficiente” y reclamado que se devuelvan todas.

El pasado sábado las autoridades cubanas retiraron sus acreditaciones a cinco periodistas de la agencia, después de que el pasado agosto le retiraran también la acreditación al coordinador de redacción de EFE en La Habana y está pendiente desde hace meses el visado de prensa del nuevo responsable de la delegación en la capital cubana.

/psg