Este sábado, luego del asesinato del carabinero David Florido Cisterna durante un operativo realizado en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, su padre, Juan Carlos Florido, le mandó un mensaje a las autoridades en medio del velorio.

Allí, el padre se preguntó: “¿Van a tener que seguir muriendo más carabineros?”.

“Hoy día el delincuente todavía anda prófugo, tal vez quede detenido, tal vez con buena conducta salga en dos o tres años más y siga delinquiendo, ese es el premio que tiene un delincuente hoy día en Chile, pero a mi hijo no me lo van a devolver”, sostuvo enseguida.

Y luego explicó que “mi actividad como padre no ha parado desde ayer a las 07:00 de la tarde. Usted me pregunta si he dormido algo y no he dormido nada. ¿Quién va a dormir cuando pierde a un hijo? Pero el delincuente que mató a mi hijo debe estar durmiendo y debe estar en lo de él, escondido”.

Más tarde, Juan Carlos Florido se dirigió a las autoridades: “Le pido a los señores del Estado, a nuestros senadores y a nuestros diputados que hagan la pega. Que le den los instrumentos necesarios porque si no, esto se nos va a escapar de control y ya se nos escapó de control y puede llegar a instancias mayores, y lo que está pasando en la macrozona sur es lo mismo”.

Inmediatamente insistió con el mensaje aunque ahora con el Presidente Boric como destinatario: “Con todo respeto, señor Presidente, le pido encarecidamente por intermedio de este padre que está herido y de todos los padres que se siente identificados, que tienen a un carabinero o policía de investigaciones fallecido, que hagan la pega”.

“No es posible que sigamos permitiendo que las autoridades, que son Carabineros y Policías de Investigaciones, que son los encargados de mantener la seguridad interna del Estado, no cuenten con el apoyo que necesitan”, completó.

/psg