El Presidente Sebastián Piñera informó este lunes que están estudiando perfeccionamientos a la Ley de Armas para identificar proyectiles que disparan, luego de la muerte del menor de 9 meses, Baltazar, quien falleció producto de “bala loca” en La Pintana.

En medio de su intervención en el Desayuno Anual de la Industria del Turismo, organizado por la Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur), recordó que ” están pendientes la ley de modernización de policías, la ley de control preventivo de identidad desde hace ya demasiado tiempo, Ley Antiterrosita, la ley que nos permitirá una mejor coordinacion entre todas las instituciones que operan de esto”.

Agregó: “Y ley de Control de Armas uno de los problemas que tenemos en Chile es que hay demasiadas armas clandestinas, hechizas, o robadas en manos de delincuentes”.

En este sentido, dijo que están “estudiando un perfeccionamiento a la ley que ya está presentada que permita poder identificar los proyectiles e identificarlo con un arma para que no haya nunca más una bala loca anónima como la mató al niño Baltazar”.

Además, el Mandatario manifestó que “uno de los temas que nos preocupa y nos inquieta, porque es muy importante no solamente para el tema del turismo, para el país, para las familias, el tema de la seguridad ciudadana”.

“Malas noticias”

En la ocasión el Mandatario hizo alcance a las cifras de victimización que arrojó ayer el “Índice Nacional 2019” de la Fundación Paz Ciudadana, las cuales mostraron que el porcentaje de hogares en que uno o más de sus integrantes fue víctima de robo o intento de robo en los últimos seis meses, alcanzó un 40,6%, subiendo 4,2 puntos en relación a 2018.

Así, Piñera indicó que “acabamos de tener malas noticias en este frente y yo quisiera decir que esto es una lucha, un desafío y un combate que compromete a todos. Al frente tenemos un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni nadie por cumplir sus perversos objetivos, que tiene un alto avance tecnológico y que tiene buen financiamiento buena defensa legal”.

A su juicio, “tenemos que ponerle a eso un Estado y una sociedad que tenga más capacidad de anticiparse, más tecnología, más compromiso, mejores instrumentos. Por eso es muy importante que en la lucha contra la delincuencia no es solamente el Gobierno el que está comprometido, es la sociedad entera. Esto es una cadena en que participa el Gobierno, los municipios, las policías, los fiscales, los jueces, Gendarmería, la capacidad de rehabilitar y de prevenir”.

/psg