Kanye West sigue dando de qué hablar. A sus polémicos dichos antisemitas que le costaron romper relaciones con varias marcas con las que estaba asociado, se sumó luego su anuncio como candidato a las elecciones presidenciales de Estados Unidos 2024.

Pero eso no es todo, ya que ahora salió a la luz -por boca de sus antiguos empleados- la horrible manera que tenía para referirse a su exesposa, Kim Kardashian.

En un extenso reportaje realizado por la revista Rolling Stone, sus extrabajadores de Yeezy -la marca que unía a Ye con Adidas- hablaron sobre cómo era tener de jefe al popular artista.

Según sus propias declaraciones, West solía mostrarles imágenes pornográficas y desnudos explícitos de su exmujer como “táctica de intimidación” y para demostrar su poder.

Un de los empleados que trabajaba en el área creativa, especificó que durante una entrevista de trabajo en 2018, Kanye le dijo repentinamente “Mi esposa me acaba de enviar esto” y acto seguido le mostró una fotografía “muy reveladora y personal” de Kim Kardashian. “No supe reaccionar”, reconoció.

La revista, en su reportaje, logró conversar con más de 25 exempleados de Kanye, recordando otro de ellos cuando el rapero mostró a su equipo creativo una cinta porno casera con la empresaria, de quien se divorció en 2021, lo que fue confirmado por otro extrabajador.

“Él no tenía miedo de mostrar imágenes explícitas o hablar sobre situaciones que deberían mantenerse en privado”, declaró.

Muchos de los entrevistados, todos anónimos, afirmaron que Kanye West siempre estaba perfeccionando “juegos mentales” para derribar a sus trabajadores, poniendo de ejemplo que un día era capaz de ser muy amable y, al día siguiente, decir “No te mereces sentarte a esta mesa”, recordó uno de los exempleados.

/psg