La EMA no encuentra ningún vínculo entre los casos de miocarditis y pericarditis con la inoculación de la vacuna Pfizer. Tal como ha explicado la Agencia Europea del Medicamento, no hay conexión:”Estamos analizando las preocupaciones con los miocarditis y pericarditis reportadas después de la vacunación con Pfizer. Hasta el momento, no hay datos suficientes para establecer una relación causal. El monitoreo de seguridad continuará”.

La mayoría de los casos detectados no han sido graves. Además, los afectados han sido principalmente hombres menores de 30 años y los síntomas empezaron después de recibir la segunda dosis de la vacuna.

Diez casos de trombos con Janssen

La EMA ha explicado, además, que en Europa se han detectado diez casos de trombos posiblemente relacionados con la vacuna Janssen, de una sola dosis. Estos episodios se habrían producido entre las seis millones de personas inoculadas con este fármaco.

Por otra parte, la Agencia Europea del Medicamento también ha subrayado que está tomando medidas para evitar que los 17 millones de dosis de vacunas contaminadas de Janssenno lleguen a Europa.

Además, la EMA ha explicado que las vacunas aprobadas para Europa parece, por el momento, que son efectivas con las variantes conocidas del coronavirus. De todas formas, el organismo ha señalado que estará pendiente de la evolución de la pandemia.

/gap