A $137 millones ascienden las boletas que rindieron siete militantes de Comunes que trabajaron en la campaña a gobernadora de Karina Oliva.

La información fue revelada por un reportaje de Ciper Chile, el cual tuvo acceso a las rendiciones emitidas ante el Servicio Electoral por los asesores de la actual aspirante al Senado.

Según acusó el citado medio, los montos son inéditos y cuatro de los asesores de Oliva están entre los mejores pagados de una campaña. Para encontrar este nivel de valores habría que remontarse a las campañas presidenciales de Sebastián Piñera y Beatriz Sánchez en 2017.

En el detalle de los $137 millones, $40 millones corresponden a Martín Miranda, jefe de campaña de Oliva; $25,5 millones de Camila Ríos, parte de la directiva del Partido Comunes; y $20,9 millones de José Robredo, jefe comunicacional.

A ellos se suman los $15 millones de Jean Flores Quintana, encargado del diseño y planificación del despliegue territorial en primera vuelta; $10 millones de Luis Romero, encargado territorial del distrito 14 en segunda vuelta; y $10 millones de Diego Corvalán, jefe del equipo electoral de Comunes.

Finalmente figura Jorge Ramírez, presidente de Comunes, quien emitió $16,2 millones por la preparación comunicacional de la candidata, elaboración de línea discursiva y relaciones con organizaciones locales.

De acuerdo a Ciper, el Servel aprobó la declaración de gastos de primera vuelta de Oliva el 8 de octubre, siendo un gasto total de $590 millones, de los cuales $409 millones reembolsa el organismo electoral con recursos públicos.

En defensa de la candidata, Jorge Ramírez señaló en Emol que “fuimos la única candidatura que envió informes de cada una de las boletas y facturas, informe, detalles, de cada una de las cosas que se hacían. Y en el informe de Martín (Miranda) queda claro que él recibe esa plata pero está destinada al pago de brigadistas, del equipo que lo ayudó a él personalmente”.

“Queda la sensación de que la campaña de Karina Oliva es más cara que los candidatos que sacaron menos votos que ella y Orrego, y no es así. Karina Oliva tenía disponible cerca de $800 millones de reembolso. Y solo pide $409 (millones). La candidatura de Catalina Parot tenía $1.000 millones”, acusó.

Más crítico fue el diputado Giorgio Jackson, de Revolución Democrática, quien indicó vía Twitter: “Desde que entramos al Congreso hemos luchado por rebajar los sueldos en política. La noticia de Ciper sobre gastos de campaña merece una explicación a la altura del momento que estamos viviendo”.

/psg