Con al menos nueve bombas molotov, un grupo de encapuchados atacó el edificio del diario Clarín en la ciudad de Buenos Aires, en Argentina, durante la noche de este lunes.

Según revelaron las cámaras de seguridad del edificio del Grupo Clarín, eran cerca de las 23:05 horas del lunes cuando un grupo de antisociales arrojó explosivos sobre la vereda y el hall de entrada, provocando un principio de incendio.

Al lugar acudieron policías y bomberos quienes delimitaron la zona y resguardaron el área para las diversas pericias.

El diario Clarín informó que no se reportaron heridos ni daños materiales, pero en el edificio quedaron manchas de combustible y rastros del fuego.

En tanto, el hecho está siendo investigado por el Juzgado Federal que caratuló la causa como “intimidación pública”.

En horas de este martes, el editor general de Clarín, Ricardo Roa indicó que “estamos esperando que se investigue el hecho”.

“No hubo panfletos, no sabemos quiénes son. Tiene el aroma a esos grupitos anarcos que andan por la vida haciendo cosas parecidas. Si uno mira hacia atrás, han habido este tipo de cosas en algunas reparticiones. Es un grupo minoritario, que no se ha identificado, y no sé con quién tiene que ver”, agregó Roa.

Junto a ello, el Grupo Clarín señaló en un comunicado que se trató de “una expresión violenta de intolerancia contra un medio de comunicación” y pidieron “el urgente esclarecimiento y sanción”.

Por su parte, el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) repudió el ataque y reclamó a la Justicia Federal que investigue este “acto de intolerancia e intimidación contra el trabajo de la prensa”.

/psg