Día negro este lunes para Mark Zuckerberg. Facebook y el resto de aplicaciones propiedad de la compañía –Instagram, WhatsApp y Messenger– estuvieron caídas más de seis horas desde las 17.30 horas en zonas de todo el mundo. Por el momento, la red social no ha informado sobre la causa del fallo.

¿Hackearon al fundador y CEO de Facebook? De momento parece que no. Según el director de Tecnología de Transparent Edge Services, Diego Suárez, aunque en un primer momento el error parecía venir del DNS, “esta vez el DNS es la consecuencia y no la causa, puesto que el problema es aún más profundo: el enrutamiento BGP”.

Tal y como explica el experto, el BGP es el sistema postal de Internet. Es un protocolo mediante el cual los routers de los proveedores de Internet saben cómo enviar los paquetes de red a los segmentos de red y direcciones IP concretas que corresponden.

“Sobre las 17:50 hora española, Facebook retiró (por causas aún desconocidas) sus rutas del sistema de anuncios BGP, sacándose así a sí mismos de Internet. Esto provocó que los propios servidores DNS de Facebook, que traducen los nombres de dominio a direcciones IP, fuesen inaccesibles a todo el resto de la red, con la consiguiente caída de todos sus servicios. Si por lo que fuera, Facebook decidiera un día retirar su negocio de Internet, este es el camino que debería seguir”, asegura.

En relación al motivo para la desaparición de estas rutas, aún no se sabe nada, pero las causas más probables serían o bien que un fallo de configuración haya causado un efecto dominó o bien un ciberataque sobre el sistema autónomo de Facebook, encargado de mantener estas rutas.

La caída generalizada de los servicios de Facebook se produce cuando la compañía se encuentra en medio de un fuerte escrutinio público tras la publicación en el diario ‘The Wall Street Journal’ de una serie de artículos elaborados a partir de informes internos de la empresa.

Entre otras cosas, los documentos determinan que Instagram es perjudicial para una parte de sus usuarios más jóvenes y que resulta especialmente “tóxico” para las adolescentes, ya que “agrava” los problemas que una de cada tres chicas tiene de su imagen corporal.

La ex empleada de Facebook que filtró esa documentación a la prensa, Frances Haugen, explicó en una entrevista en el programa televisivo “60 Minutes” que durante su tiempo en la compañía, se “alarmó” por las decisiones que se estaban tomando, en las que “los beneficios se ponían por delante de la seguridad pública y se ponía en riesgo la vida de las personas”.

La segunda gran caída en 2021

De momento, Facebook no ha dado explicaciones sobre el origen del fallo en sus redes, pero los problemas de conexión de las compañías de Mark Zuckerberg no son ninguna novedad. El pasado mes de marzo, las redes sociales de Facebook sufrieron otra caída a nivel global que duró aproximadamente una hora y media y afectaron a gran parte del mundo.

En concreto, en esta ocasión el apagón afectó al 90% de los usuarios de Whatsapp, que tiene unos 2.000 millones de usuarios mensuales activos y es con diferencia en la aplicación líder de mensajería del planeta. Tal y como ocurrió en marzo, el fallo generalizado en las aplicaciones propiedad de Facebook podría encontrarse en un problema de los servidores.

/gap