Durante este lunes, el Ministerio de Educación dio a conocer un protocolo para facilitar el retorno a clases presenciales de las instituciones de educación superior en el segundo semestre, en medio de las modificaciones al plan “Paso a paso” y de la mejoría de la situación epidemiológica en el país. Cabe recordar que tal como se conoció la semana pasada, desde la Superintendencia de Educación anunciaron que se llevará a cabo un nuevo plan de fiscalización a las entidades, con el fin de verificar que cumplan con la prestación del servicio educativo en el contexto de la pandemia. Es así que incluso, a aquellas instituciones que estén en condiciones de retornar y no lo hagan, la superintendencia podría instruir procedimientos sancionatorios.”El objetivo es verificar que las instituciones que originalmente convinieron con sus estudiantes tener clases presenciales retornen a dicha modalidad, mientras el Plan Paso a Paso lo permita, desde la Fase 2 en adelante”, señalaron.

Para lo anterior, la superintendencia también revisará “la planificación que dichos establecimientos tengan para el segundo semestre, que cuenten con los protocolos de seguridad sanitaria, y además solicitará informes quincenales”.

En ese contexto, desde el Mineduc actualizaron las recomendaciones para el retorno, las que fueron informadas a las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica. Uso permanente y obligatorio de mascarillas, distancia física mínima de un metro lineal, mantener una ventilación adecuada y permanente de los espacios cerrados, registro de asistentes para mantener una adecuada trazabilidad, son las principales propuestas de la cartera.

Cabe señalar que desde el Mineduc enfatizaron en la importancia de retornar a la presencialidad en la educación superior, considerando que la falta de ella ha “tenido diversos efectos negativos”. Así, argumentan por ejemplo: un menor aprendizaje, el daño a la salud mental principalmente de los estudiantes, y el retraso en titulaciones por falta de prácticas profesionales.

A lo anterior, añaden que desde el punto de vista sanitario, en agosto ya la mayoría de los estudiantes debería contar con su esquema de vacunaciín completo.

/gap