Durante la jornada de este martes, la ministra del Interior, Izkia Siches, sufrió una serie de disparos y disturbios que interrumpieron su visita a localidades de La Araucanía en el marco de iniciar el proceso de desescalada del Estado de Excepción en la Macrozona Sur.

El hecho se produjo en la comuna de Ercilla, mientras se dirigía a la comunidad de Temucuicui. En la zona, la comitiva se encontró en una bomba de bencina con las personas que los iban a guiar hasta el sector. En medio del traslado, se registron disparos, humo y dos camionetas bloquearon el camino.

El diputado Jouannet afirmó que todos los protocolos fallaron en la visita de Siches a La Araucanía. “La primera falla es que siempre tiene que haber un equipo de avanzada, sobre todo en este nivel, ellos te avisan si existen las condiciones para llegar. La segunda falla es la coordinación del motivo de la visita. La tercera falla es la parafernalia de la noticia y tener pocas cosas concretas”, señaló.

La ministra Siches se reunió con el padre de Camilo Catrillanca, a lo que el ex intendente opinó que también debería reunirse con otros afectados de la violencia en zona. “Claro, es enflemática la familia de Camilo Catrillanca, pero también debería ir a hablar con las otras 20 otras víctimas que hubo durante estos cuatro años”, indicó.

Uno de los objetivos que tiene Siches en la Macrozona Sur es hablar con las comunidades del sector, algo que Jouannet asegura que es casi imposible. “Pretender que en dos días van a conversar con todas las personas de La Araucanía, con un millón de habitantes, es más efectismo que entender el problema real de La Araucanía. Creo que con las declaraciones iniciales del Gobierno, no han entendido muy bien”, aseguró.

“Primero, decir que vamos a sacar el Estado de Emergencia, la situación de los militares que están allá, y mira lo que pasó. Después, decir que vamos a diálogar con todo el mundo y mira la respuesta del diálogo”, agregó.

Tras ser cuestionado sobre si cree que existe la posibilidad de que los grupos más radicalizados se quieran sumar al diálogo que busca generar la ministra del Interior, el ex intendente fue enfático en decir que no​.

 

“Estos grupos están detrás del delito y del terrorismo. Vivir en La Araucanía hoy en día significa vivir en uno de los lugares más peligros del mundo”, aseveró.

/gap