El fiscal anticorrupción peruano José Domingo Pérez solicitó que se revoque la orden de comparecencia con restricciones y se aplique además prisión preventiva para la candidata a la presidencia de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien es acusada de presunto lavado de activos tras recibir dinero ilegal de parte de Odebrecht para sus campañas de 2011 y 2016.

Según detalla el diario El Comercio el persecutor argumenta que Fujimori ha incumplido algunas de las condiciones que debía respetar para poner continuar en libertad tras ser excarcelada en 2020.

“Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales”, detalla la solicitud del fiscal Pérez.

El persecutor ejemplifica que ayer durante una conferencia de prensa del partido Torres fue presentado como abogado y vocero político de Fuerza Popular y él había declarado ante su despacho el 3 de septiembre de 2020 junto a la abogada de Keiko Fujimori, Giulliana Loza.

Recursos para anular cerca de 200 mil votos

La candidata presidencial de derecha pidió este miércoles ante el tribunal electoral de Perú la nulidad de 802 mesas a nivel nacional, que representan unos 200 mil votos.

Fujimori informó esta acción en rueda de prensa en Lima, tras el reñido balotaje del domingo en el que le aventaja su rival izquierdista Pedro Castillo.

“Fuerza Popular está presentando el día de hoy acciones de nulidad de 802 mesas a nivel nacional, acciones que se están presentando al Jurado Nacional de Elecciones”, dijo poco antes del más reciente reporte del órgano electoral que la sitúa a 73.069 votos de su rival.

/psg