La Bolsa de Santiago experimentó otro fuerte retroceso hoy y, como el dólar, siguió afectada por el estallido social.

El índice selectivo IPSA terminó la sesión con un desplome de 1,52% hasta los 4.619,59 puntos.

La sesión tuvo como telón de fondo crisis social, la incertidumbre en torno al restablecimiento del orden público y, más recientemente, el debate constitucional luego que el gobierno informara que está dispuesto a iniciar un camino para una nueva Constitución a través de un Congreso Constituyente.

Y este proceso pareció no ser del gusto de los inversionistas.

“A la caída del precio del cobre se suma la incertidumbre por una nueva Constitucion”, comentó Felipe Alarcón, economista de Euroamerica.

“La mayor incertidumbre y temores con la economía nacional y los nuevos desafíos que implica una nueva Carta Magna, debilita a los activos de mayor riesgo a nivel local (renta variable) e impulsa al dólar que también es demandado como refugio”, afirmó Ricardo Bustamante, jefe de Estudios Trading de Capitaria.

La viña Concha y Toro lideró las bajas de la jornada (-9,59%), seguida por SalfaCorp (-9,24%) e ILC (-7,19%). Por el lado de las ganancias, destacó SQM-B (+2,78%), Latam (1,2%) y Enel Américas (1,01%).

El escenario internacional no ayudó a las acciones locales. Claro, porque la mayoría de las bolsas más importantes del mundo se inclinan por los números rojos por el enfriamiento de las expectativas en torno a la fase I del acuerdo entre China y EEUU, tras las declaraciones de Donald Trump.

/psg