El dólar dejó atrás cinco jornadas consecutivas de importantes alzas este viernes y se alejó de los máximos de ayer, en medio de presiones internas y externas que debilitan a la divisa.

El billete verde culminó su última sesión de la semana con una fuerte baja de $7,30, en puntas de $804,5 vendedor y $804,2 comprador. Con todo, la moneda norteamericana escaló $14,3 en una semana.

Según Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, “el precio del cobre repunta con fuerza después de una seguidilla de días con importantes caídas, a medida que crecía la incertidumbre con China, pero se han visto compras especulativas tras su último desplome”.

Según Ricardo Bustamante, jefe de estudios trading de Capitaria, “el precio del cobre repunta con fuerza después de una seguidilla de días con importantes caídas, a medida que crecía la incertidumbre con China, pero se han visto compras especulativas tras su último desplome”.

Por otra parte, comentó que “el dollar index, índice que compara al dólar frente a las mayores monedas del mundo, también cae en la sesión, tras haber alcanzado máximos de un año en la jornada de ayer”.

En el plano local, en tanto, Bustamante subrayó que “un buen dato de actividad económica, al registrar un Imacec de agosto del 19,1%, genera un apoyo adicional para el peso, debilitando aún más al dólar que se acerca a los $800, nivel psicológico importante”.

A juicio de Ángel Rubilar, asesor de Inversiones y Trading de Libertex, “tenemos una fortaleza del dólar (lo que impide de momento que baje de los $800) ante los anuncios de la Reserva Federal sobre una política de retiro de estímulos más agresiva y un aumento en el rendimiento de los bonos del tesoro, que dan señal de incertidumbre en los mercados, haciendo más atractivo los rendimientos de renta fija”.

/psg