Hasta las 6 de la mañana de hoy, y acompañado de su hermano diputado, el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, examinó la votación de cada una de las comunas y distritos del país. Está contento con su triunfo -fue reelecto con un 58.7%, -pero dice estar preocupado porque “en todo Chile emergen líderes del PC con primeras mayorías en concejales, y algo muy parecido pasa con el Frente Amplio”.

“Algo muy profundo están pasando en el pueblo chileno. ¿Por qué nosotros (en La Florida) sobrevivimos? No porque el alcalde sea más talentoso o más buenmozo, sino porque le pusimos corazón a la pega. Estuvimos todo el tiempo al lado de la gente que sufría, mientras al otro lado el gobierno regateaba y regateaba sin ninguna empatía. Tanto escándalo por el 10% cuando ahora van a perder el 100%… La falta de cálculo y de no entender lo que estaba ocurriendo, nos llevó al peor escenario de los últimos 60 años”, reflexiona el alcalde Carter. Y para él, la responsabilidad primera de la paliza electoral recae en el Presidente.

“Este es el desfonde de un gobierno que no sólo perdió conexión con la gente, sino que tensionó tanto al país, que incluso destruyó el tercio en el cual se iba a sostener la estabilidad para los próximos años”, plantea Carter. “Haber sacado menos del 20% en la convención constitucional demuestra una crisis terminal en la derecha, que si no se resuelve pronto, vamos a desaparecer del mapa en la parlametaria y se va entregar la banda a Daniel Jadue”.

-¿Qué tipo de correcciones urgentes pueden hacerse?

-Primero, sacarse la papa de la boca. Dejar esas frases como “levántese más temprano”, porque la gente no se olvida. No quiero hacer leña del árbol caído, pero el Presidente, que ayer dijo que había entendido el mensaje, nunca entendió nada. Piñera va a sepultar a la derecha.

-En este escenario, ¿cómo ve la presidencial para la derecha? ¿Puede seguir con las mismas cartas?

-Creo que Joaquín Lavín es la mejor carta que tenemos, pero si no hacemos cambios profundos, colectivos, gana Jadue. La derecha tiene que dejar de creer en candidatos milagrosos, lo que necesita son contenidos diferentes, diversidad cultural, rostros nuevos. Siempre siguen dando vueltas a los mismos nombres, invisilbilizando los nuevos liderazgos. Yo le pediría al Presidente que no hable… Ha generado un encono en la ciudadanía que altera. Por amor a Chile, le pido que sea muy prudente en los meses que quedan.

/psg