El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, atacó a Luiz Inácio Lula da Silva a quien llamó “delincuente” e incapaz de ganar las elecciones del próximo año si no es a través de fraude, deslizando acusaciones contra el sistema electoral del país y el voto electrónico.

“El delincuente ha sido puesto en libertad, se ha vuelto elegible, bajo mi punto de vista, para ser presidente mediante fraude. Él solo gana a través del fraude el año que viene”, dijo el mandatario durante un acto de entrega de títulos agrarios en la ciudad de Campo Grande, en el estado de Mato Grosso del Sur.

“Ya tengo hablado que si el Congreso Nacional vota y promulga el voto impreso, tendremos voto impreso el año que viene. Elecciones a partir de ahora solo con voto impreso”, agregó frente a un grupo de seguidores que no escatimaron en vítores durante su alocución, según consignan medios locales.

Antes, con sus seguidores en las puertas del Palacio de la Alvorada, no escatimó tampoco en insultos a Lula y a la izquierda brasileña, a quienes llamó una “banda de canallas que todavía quiere votar en ese hijo del demonio”.

Estos ataques se producen un día después de que el instituto de opinión Datafolha vaticinara que Lula ganaría, en caso de presentarse, en las elecciones generales previstas para octubre de 2022 con el 55% de los votos, muy por delante del 32% de los apoyos que obtendría Bolsonaro.

/psg