El soberano de Dubai, Mohamed bin Rashid Al Maktoum, fue condenado por la justicia británica a pagarle a su ex esposa y a sus hijos 550 millones de libras (unos 725 millones de dólares), en lo que se considera la compensación por divorcio más alta concedida por un tribunal inglés.

El juez Philip Moor ordenó que el líder, de 72 años, pague unos 251,5 millones de libras (340 millones de dólares) a su sexta esposa, la princesa Haya de Jordania, de 47 años; y 290 millones de libras (385 millones de dólares) para cubrir el sustento de sus hijos, de 9 y 14 años de edad, así como otros gastos, entre ellos de seguridad, según establece la sentencia.

“Teniendo en cuenta su posición y las amenazas generales de terrorismo y secuestro a las que se enfrentan en tales circunstancias, se considera que son particularmente vulnerables y necesitan garantías de mayor seguridad en este país”, señaló el juez Moor, al leer el veredicto, añadiendo que “la principal amenaza a la que se enfrentan proviene del (gobernante) mismo, y no de fuentes externas”.

El Tribunal superior había dado a conocer en octubre pasado que Mohamed bin Rashed al Maktoum autorizó que se pirateara el teléfono de su esposa y los de sus abogados británicos. Aunque no fue probado que tal piratería estuviera vinculada a la batalla legal en el Reino Unido entre su esposa y él, que quiere obtener el retorno de sus dos hijos a Dubái.

El magistrado subrayó que el soberano había “acosado e intimidado a la madre (de sus hijos) antes de su partida hacia Inglaterra y desde su llegada”, y que estaba “dispuesto a tolerar que aquellos que actuasen por cuenta suya en el Reino Unido lo hicieran de manera ilegal”.

Las medidas de compensación financiera acordadas figuran entre las más importantes hasta ahora otorgadas en el marco de un acuerdo de divorcio ante la justicia británica desde el caso de la ex esposa del multimillonario ruso Farjad Ajmedov, Tatiana Ajmedova. A fines de 2016, la justicia le otorgó a Ajmedova el 41% de la fortuna de su ex marido, lo que representa 453 millones de libras (casi 600 millones de dólares).

/psg