La Bolsa de Santiago mantuvo a lo largo de la sesión de este lunes la fuerte baja inicial, luego de la incertidumbre que generaron los resultados de las elecciones del fin de semana.

El IPSA, principal indicador de la plaza bursátil capitalina, cerró la sesión con un desplome de 9,33% hasta los 4.147,98 puntos.

Se trata de la peor baja desde el 18 de marzo del año pasado, cuando el Presidente Sebastián Piñera, decretara estado de excepción constitucional de catástrofe por 90 días ante la crisis del covid-19 que comenzata a acrecentarse en el país.

Antes de conocerse los resultados de las elecciones, los analistas anticnipaban que el mercado se resentiría si es que no se cumplía la expectativa de que Chile Vamos lograra al menos un tercio de los escaños de constituyentes. Proyección que finalmente no se cumplió.

Un efecto que no solo se ha visto reflejado en la bolsa, sino que también en el tipo de cambio. El dóla cerró este lunes anotando su mayor alza diaria desde el 18 de junio de 2020: escaló $16,4, ubicándose en los $716,8.

Según expuso Carlos Quezada, Trader Senior de Libertex, “los candidatos de las coalición gobernante obtuvieron sólo 37 de los 155 escaños en la votación para redactar la nueva constitución, el resultado significa que el oficialismo no alcanza el umbral de 1/3 que necesita para bloquear cláusulas de la nueva constitución”.

Lo anterior, aseguró, “causó pánico en los inversionistas, produciendo fuertes caídas en el mercado local”.

/psg