En libertad quedó el joven delincuentede 16 años que fue detenido durante el procedimiento policial donde fue asesinado el carabinero Breant Rivas Manríquez, en la comuna de Chillán Viejo, región del Ñuble.

Quedó con arraigo nacional

El adolescente fue formalizado ante el Juzgado de Garantía de Chillán y quedó con arraigo nacional, bajo sujeción de un programa de vigilancia, pese a que la Fiscalía había pedido su arresto domiciliario total.

El sujeto tenía tres órdenes de detención previas, una por receptación y dos por microtráfico. Fue por este último delito por el que se le formalizó esta jornada.

Los hechos

Según detalló Fiscalía, el hecho ocurrió a eso de las 01:30 horas de este jueves, cuando Carabineros fiscalizó a un vehículo de vidrios polarizados que estaba estacionado en un pasaje, cuyos ocupantes intentaron huir.

En ese contexto, el uniformado Rivas Manríquez (23 años) retuvo a uno de los sujetos que estaba intentando escalar una pandereta. Mientras lo hacía, un tercer hombre le disparó por la espalda al policía en, al menos, dos ocasiones, causándole la muerte.

Otro uniformado, identificado como el jefe de patrulla suboficial Patricio Arauco, respondió al ataque disparándole al antisocial con su arma de servicio, provocando su fallecimiento.

Respecto a los pasajeros del vehículo, el que escapó por la pandereta consiguió huir y el otro corresponde al joven de 16 años que fue formalizado este jueves.

/gap