El próximo año será complejo. Eso ya es un hecho y las cifras así lo refrendan. El Banco Central proyectó en su último Informe de Política Monetaria (IPoM) un crecimiento entre 1,5% y 2,5%, pero con una inversión cayendo 2,2% y el consumo retrocediendo 0,5%. A ello se suma una alta inflación cerrando el año en 3,7% y una política monetaria sobre 5%.

Ese es la proyección para el año completo. Pero ¿cuál es el escenario que recibirá en marzo el Presidente electo? A la luz de las cifras que prevén los expertos, la actividad comenzará a mostrar una trayectoria descendente comenzando el ajuste y dejando atrás las tasas de dos dígitos que mostró el Producto Interno Bruto (PIB) buena parte del 2021.

Así, las proyecciones para el PIB del primer trimestre fluctúan entre 4% y 9,5%, siendo enero el más con mayor dinamismo con un rango entre 12% y 5%, y marzo el de menor expansión con un intervalo entre 8% y 2%.

En la parte alta de las expectativas se ubica Martina Ogaz, economista de Euroamerica. En su escenario base tiene un crecimiento mensual para enero de 11%; 9,5% en febrero y 8% para marzo. Detrás de esta proyección está que para el primer trimestre todavía estará presente el impulso del consumo favorecido por los retiros de los fondos. No obstante, menciona que “se irá desacelerando en línea con el retiro de diversos estímulos hacia las familias, donde proyectamos un crecimiento de 0,2% para 2022″.

Un poco más abajo está la proyección de Pavel Castillo, gerente comercial de Corpa, quien prevé un 9% para el primer trimestre, “motivado principalmente por la baja tasa de comparación y el viento de cola de la alta demanda interna producto de retiros e IFE del 2021″.

Felipe Ruiz, economista de Bci sostiene que la estimación para el PIB del primer trimestre de 2022 se ubica en 8,8%. “Los registros Imacec para los primeros meses del año crecerían en el rango 8%-10% anual, pero que van recogiendo alguna desaceleración si se compara con los meses previos”. En ese sentido, menciona que “dependerá si se sostiene el dinamismo del consumo en la primera parte de 2022″.

Ya con una proyección más acotada está Alejandro Puente, académico de la carrera Ingeniería Comercial Universidad Santo Tomás quien espera un PIB de 6% para el primer cuarto del próximo año. “El consumo continuará impulsado por los remanentes de los retiros y los apoyos fiscales, pero irá perdiendo fuerza al avanzar el trimestre y se tornará negativo su crecimiento anual durante el segundo trimestre y hasta el cierre de 2022″, acota.

En la parte baja de las expectativas se sitúan Tomás Flores, economista de Libertad y Desarrollo y Alejandro Alarcón, académico de la Universidad de Chile. El primero espera un PIB de 4,8%, mientras que el segundo de 4%.

Empleo aún en niveles bajo prepandemia

Desde el peor momento de la crisis, en julio de 2020, se llegaron a perder casi 2 millones de puestos de trabajo en relación a los datos de febrero del mismo año. Y ahora con las cifras del INE se han recuperado poco más de 1.300.000 plazas laborales, es decir, el 71% de lo perdido. Si bien se espera que esa trayectoria de recuperación se mantenga, en marzo cuando asuma el nuevo Presidente todavía estaremos bajo los niveles prepandemia.

En este punto, Puente puntualiza que “no sólo tardará más de un año en recuperarse el empleo pre pandemia, incluso habrá retroceso de los niveles actuales, porque parte de la recuperación de los últimos meses ha sido de empleo por cuenta propia impulsado por la liquidez y porque la desaceleración de la economía también afectará el empleo asalariado”.

Ogaz, en tanto, comenta que “para recuperar el empleo es necesario identificar la población y sectores de la economía que han presentado un rezago en su recuperación como es en el caso del empleo femenino y juvenil, ambos con problemáticas específicas, y sectores como comercio y agricultura que han presentado una menor disponibilidad de trabajadores también por circunstancias específicas”.

Flores tiene una visión más pesimista, ya que en su escenario de proyecciones sostiene que “una desaceleración más pronunciada de la producción, debido a la menor inversión, reducirá la velocidad con la cual se venía cerrando la brecha de desempleo”.

En el otro extremo, Ruiz indica que “las cifras de generación de puestos de trabajo han ido mejorando, pero explicado principalmente por el trabajo informal”. Por ello, subraya que “la participación laboral, a su vez, continúa bajo lo observado previo a la pandemia. Si continúa el ritmo de generación de empleo de los últimos trimestres, se prevé que las cifras se acerquen al período pre-pandemia en marzo, pero con una mayor informalidad laboral y un mercado laboral más estrecho”.

Inflación y tasa de interés

La inflación hoy se ubica en 6,7% en doce meses, y se espera que el año termine en estos niveles, y se mantenga así durante al menos durante el primer semestre. El propio Banco Central anticipó que la inflación anual subirá hasta 6,9% en diciembre del 2021 y permanecerá en torno a 7% en la primera mitad del 2022.

Los expertos esperan que en la inflación siga subiendo en los primeros meses del próximo año y, por ende, el BC seguirá subiendo la Tasa de Política Monetaria (TPM) en las reuniones del 26 de enero y 29 de marzo.

Para Ogaz la perspectiva es que a marzo la inflación se ubique en 7,5% en doce meses, mientras que la tasa de interés debería estar en torno a 5,25% a esa fecha.

Mientras que Ruiz prevé que la Inflación estará en 7,2% en ese período y la política monetaria en 5,25%.

/psg