Johnny Herrera analiza su futuro. Desde el sur, lugar en el que se encuentra de vacaciones junto a su familia, el angolino se apresta a tomar una de las decisiones más importantes de su vida: continuar o no como futbolista profesional.

Es que a sus 39 años, tras haber finalizado su vínculo con Everton, elenco que decidió no renovarle, pese a que podía seguir por otra temporada, Samurái no quiere recalar en cualquier equipo. Se toma el tiempo necesario para definir su próximo club, si es que sigue jugando. Asegura mantener una personalidad competitiva, que lo llevó a ser el arquero más ganador de Universidad de Chile durante los periodos que defendió, que lo hace pensar cada paso que da. Si juega, será por títulos.

Lo cierto es que Johnny ha recibido ofertas, pero ninguna logró convencerlo hasta hoy. Le da vueltas, las conversa con su señora, pero no las cierra. Su nombre incluso fue acercado a O’Higgins para reemplazar a Augusto Batalla, arquero que terminó renovando por el elenco que conduce Dalcio Giovagnoli. Propuestas de Primera y de la B le han llegado directamente a su celular pues no se maneja con representante.

Herrera no ha dado a ninguna el visto bueno por convencimiento. Sin embargo, en su cabeza hay un ofrecimiento que le da vueltas. En las últimas semanas recibió un llamado que lo hace dudar. De TNT, la cadena televisiva que transmite al fútbol chileno, le ofrecieron sumarse a la parrilla programática. ”Tengo propuestas de un par de equipos pero hasta el momento la que más me gusta es la de TNT”, confiesa el mundialista a El Deportivo.

El guardameta ya ha tenido participaciones en televisión. Fue miembro del panel Pasaporte Qatar, programa que transmitía en ese entonces la señal CDF. Herrera compartió panel con Claudio Borghi y Claudio Palma, con quienes comentaron la fecha eliminatoria del equipo que por aquel año conducía Reinaldo Rueda. Su evaluación fue positiva.

“Esta semana defino mi futuro”

Johnny Herrera se pone plazos. Dice que de esta semana no pasará la decisión si se retira o sigue ligado al fútbol. Pese a las dudas que hoy existen respecto a su futuro, el excapitán de la U no deja de entrenarse.

Asegura que hoy cumple una estricta rutina diaria de ejercicios, que le permiten están en forma en caso que le convenza algún ofrecimiento. Ya está en desventaja, considerando que el torneo arrancó el fin de semana recién pasado. Y que solo le resta hasta la cuarta fecha para sumarse al torneo nacional, pues luego cierra el libro de pases. “Esta semana defino mi futuro”, sentencia el angolino.

Herrera vive horas clave. Y mientras decide qué hará de su vida, aprovecha su tiempo para seguir estudiando la carrera de Pedagogía en Educación Física, que dejó inconclusa en 2003, luego que tener que dejar la universidad por viajes. ¿Continuará en la televisión o en una cancha? El angolino tendrá la última palabra.

/