El hombre, de nacionalidad boliviana, logró engañar a su víctima, que le permitió ingresar a su vivienda.

El hijo de la mujer encontró al hombre semidesnudo atacando a su mamá cuando llegó a su casa.

El joven, consternado, solo pudo echar al supuesto curandero, que aseguró que le estaba realizando “un trabajo” a la cliente, detalló el medio Meganoticias.

Con la descripción dada por testigos y la víctima, lograron dar con el paradero del señalado violador y lo pusieron tras las rejas.

El supuesto curandero afirmó que ingresó al domicilio de la mujer con su consentimiento e insistió que se dedicaba a las labores de sanador.