Según cifras del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), en Chile hay 70 mil personas portadores del virus, de las cuales solo 61 mil saben que tienen la enfermedad.

Por lo anterior, el Ministerio de Salud se ha puesto como meta para fines de 2020 conseguir que el 90% de las personas que viven con VIH conozcan su diagnóstico; que el 90% que sabe su condición acceda a tratamiento; y que el 90% de los que están bajo terapia se encuentren sin carga viral.

Por ello es que la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, realizó un llamado a las personas a realizarse las pruebas de diagnóstico.

En últimos cinco años, según los registros del Ministerio de Salud, la cantidad de personas portadoras del VIH ha aumentado en un 46%, incremento que se debe, según la subsecretaria Daza, a una menor percepción de riesgo y por un mayor acceso al diagnóstico.

La directora subrogante del Instituto de Salud Pública, Judith Mora, aseguró que a pesar del aumento en las muestras, el análisis y la respuesta se mantiene en 8 días en promedio.

Entre enero y septiembre de 2019 el Instituto de Salud Pública recibió un total 9.800 muestras para VIH, de las cuales 5.300 correspondieron a nuevos casos confirmados positivos, cifra que representa un aumento de 2,4% respecto del mismo período del año pasado.

/psg