El pasado 19 de diciembre, una vez consumada la victoria de Gabriel Boric sobre José Antonio Kast en el balotaje, hubo una famosilla que salió a colación: Kenita Larraín.

¿El motivo? Un video donde la numerólga hablaba, hace más de un año, de un “candidato nuevo” que podría llegar a La Moneda.

Sus delaciones se emitieron en el programa Así Somos, de La Red. “Chile, el 2021, el próximo presidente o presidenta va a ser una persona que en este minuto no estamos conversando de ella”, avisó en ese entonces al ser consultada por los candidatos que sonaban en ese momento: Beatriz Sánchez, Joaquín Lavín y Daniel Jadue, entre otros.

Por lo mismo, tras su asertiva predicción, cada vez que Kenita habla, varios ponen oído. De hecho, eso fue precisamente lo que ocurrió en el capítulo de este jueves de Zona de Estrellas, donde se la jugó con un presagio sobre lo que podría ocurrir con el gobierno del Presidente Electo.

“Cuando él asuma ya no va a tener 35 años, va a tener 36. Y ahí se le viene un periodo a nivel personal, que claramente afecta en lo laboral, que tiene que ver con términos, términos de ciertos periodos en lo personal. Son fines de ciclo”, lanzó de entrada en el programa de Zona Latina.

Y en esa misma línea, continuó con su reflexión: “Va a tener la energía para realizar cosas nuevas. Va a tener que poner los límites acá y no va a ser tan fácil, porque lo trae a trabajar karmáticamente. Es algo que no logró aprender en otras vidas”.

“Va tener un trabajo para no ser tan influenciable, porque puede tener muy buenas intenciones pero tiene que saber a decir que no”, complementó.

LA INESPERADA PREDICCIÓN DE KENITA LARRAÍN

Eso sí, fue al final de su comentario donde se la jugó con su predicción más inesperada.

“No sé por qué, yo no me quiero equivocar. No soy dueña de la verdad, pero me da la sensación que si Boric tuviera… supongamos que la Constitución así lo planteara, no veo que termine (su período)”, afirmó.

Como era de esperarse, sus dichos dejaron helados a los panelistas a todos los presentes en el set. De hecho, Vasco Moulian se paró incrédulo de su asiento.

/psg