La mañana de este viernes el Presidente de la República, Gabriel Boric, participó en la jornada de cierre de la semana de la construcción de la Cámara Chilena de la Construcción.

En la instancia el Mandatario dio un discurso, pero antes de referirse al tema propiamente tal de este encuentro, abordó la violencia y seguridad en la Macrozona sur.

Comenzó diciendo que, como gobierno, “a nosotros nos preocupa y nos ocupa la paz. Las diferentes violencias que han azotado a nuestro país y que se han desatado durante los últimos años, que son en parte un fenómeno transversal pero también tiene muchas especificidades locales, tenemos que entender de dónde proviene pero no podemos tolerar”.

Sostuvo que en su cargo de Presidente “tengo el deber de ejercer todas las facultades que me correspondan para hacer valer el Estado de Derecho, y eso es válido para todo el territorio nacional”.

Enseguida recalcó que en las regiones de La Araucanía, Biobío, Los Ríos y Los Lagos “estamos ante un problema que es de dimensiones mucho más profundas que solamente la expresión de orden público que también tiene”, momento donde aprovechó de agradecer la labor que realizan las Fuerzas Armadas en la zona tras la implementación del Estado de excepción constitucional, “porque sé que es sacrificado, sé que es difícil”.

En ese sentido precisó que se debe trabajar en garantizar la seguridad, pero también “tenemos el deber de tratar de entender cuál es el problema de fondo que origina esta violencia y buscar una solución que apunte a que no repitamos los mismos errores del pasado”.

“Yo esto lo he dicho en otras oportunidades, nosotros estamos construyendo sobre lo que hicieron nuestros antecesores”, dijo mencionando al exministro Alfredo Moreno, al senador Francisco Huenchumilla, y al el exdelegado Rodrigo Egaña, “pero por diferentes motivos se frustraron esos esfuerzos”. “Nosotros tenemos que lograr retomar las mejores experiencias que hay de eso y dar una solución integral al problema de la propiedad de la tierra, al problema de la accesibilidad de los caminos, del acceso a servicios básicos, agua, luz, conectividad”, señaló.

Casi al finalizar esta materia puso el acento en que “no tenemos dos agendas distintas y si nos unimos como país para poder enfrentar juntos, desde una perspectiva de solución, de recomponer las confianzas que están quebradas (…), yo no quiero caer en la arrogancia de decir que lo vamos a solucionar en cuatro años, porque sería ingenuo, pero si creo que podemos avanzar mucho”.

“La violencia no es el camino para solucionar nuestras diferencias y no vamos a tolerar que algunos grupos, sean cuales sean, tengan la ideología que tengan, sean de izquierda, derecha, azules, rojos, de centro, me da lo mismo, traten de imponer su agenda por la vía violenta”, cerró Boric.

El 17 de mayo entró en vigencia el Estado de excepción constitucional, decretado por el Ejecutivo en la Macrozona sur, con el objetivo de proteger rutas y carreteras en la Región de La Araucanía y en las provincias de Biobío y Arauco, en la Región del Biobío.

La medida fue prorrogada en los mismos términos a comienzos de esta semana, por lo que su vigencia se extenderá hasta el próximo 15 de junio.

/psg