Este lunes 9 de agosto, en el informe del ministerio de Salud, el ministro Enrique Paris confirmó que entre los casos activos de infección por coronavirus, 86 de ellos fueron secuenciados como la variante Delta.

De esos, 75 corresponden a personas que viajaron e ingresaron la mutación al país, pero preocupa que otros 8 fueron considerados como “contagio comunitario”, lo que significa que ha aumentado la circulación del patógeno entre la población del país.

Lentamente avanza la mutación en el país que en Asia ha causado muchos estragos. Recordemos que fue secuenciada por primera vez en India, y actualmente mantiene la preocupación en China, Indonesia, Vietnam y Malasia, países que puede que tengan brotes más pequeños que el Reino Unido, pero a la vez son más pobres.

La efectividad de las vacunas

Hasta el momento, las principales vacunas utilizadas en nuestro país han demostrado que son eficientes contra esta mutación, a pesar de que la eficiencia se haya visto mermada.

En el caso de las inyecciones de Pfizer y AstraZeneca ambas mantienen una buena eficacia. Según un informe presentado por la oficina de Salud Pública de Inglaterra informó que ambas dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech proveerían un 88% de protección contra la enfermedad y un 96% de eficacia para prevenir la hospitalización.

Mientras que el estudio chileno de la vacuna china de Sinovac, demostró que las dos dosis si tienen un efecto sobre la mutación. Este se vería mermado si es que se compara con el patógeno original, pero aun así sería eficiente.

¿Cómo reconocerla?

La gran diferencia está en los síntomas que presenta. La variante Delta modificó lo que conocíamos como la sintomatología típica de la enfermedad, agregando nuevas señales.

Entre los síntomas que podemos encontrar están:

  • Fiebre alta
  • Tos
  • Congestión nasal
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta

/gap