La Fiscalía Regional de Magallanes informó que se abrió una investigación de oficio por la desaparición del avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile (FACh).

La causa será por cuasidelito de homicidio, debido a que en la aeronave siniestrada viajaban tres civiles: Leonel Cabrera Campos, Jacob Pizarro Gatica y el estudiante de la Universidad de Magallanes, Ignacio Parada Gálvez.

El fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, será quien encabece la indagatoria sobre este caso, dado a conocer la noche del lunes por la FACh.

La aeronave despegó a las 16:55 horas desde el Grupo N.º 10 de la FACh, perdiendo contacto radial, aproximadamente, a las 18:13 horas.

El avión se dirigía desde la Base Aérea Chabunco, en Punta Arenas, hacia la Base Aérea Antártica Presidente Eduardo Frei Montalva.

La mañana de este martes, la Fuerza Aérea informó la identidad de las 38 personas las que viajaban en el Hércules C-130, divididos en 17 tripulantes y 21 pasajeros.

Asimismo, hasta la zona viajaron para encabezar las labores de búsqueda, el ministro de Defensa, Alberto Espina, junto al comandante en jefe de la Fuerza Aérea, Arturo Merino.

En esta búsqueda se encuentran trabajando cuatro buques (dos de la Armada y dos mercantes), un total de 13 aviones (incluyendo dos de las Fuerzas Aéreas de Argentina y Uruguay), junto a la ayuda de tres satélites (dos de EE.UU.) para captura de imágenes.

/gap