La gobernadora de Samaná, Elsa de León, mostró la indignación que siente ante las personas que se niegan a vacunarse contra el Covid-19, al punto que dijo que “hará una fiesta” por cada persona no vacunada que muera de la enfermedad, detalló el Diaro Libre.

“Yo soy de la que digo que, por cada muerto, de ahora en adelante, de Covid, que no se haya vacunado, voy a hacer una fiesta”, acotó mientras critica duramente a las personas que se niegan a vacunarse.

Sus declaraciones están circulando en un video en las redes sociales. En el material, la funcionara deplora la actitud contra la vacuna, especialmente de algunos religiosos.

Aquí el momento:

 

/gap