Pero detrás de ese voto lo que se esconde, según Daniel Matamala, es la máxima de Catinflas: “ni lo uno ni lo otro, sino todo lo contrario”.

Ni la del 80 ni la propuesta, sino otra. Y la pregunta, agrega, es ¿cómo encontramos ese contrario?

Más allá de la tesis de que detrás del Rechazo se esconde “la mayoría silenciosa” o la de que se trató de “un voto de castigo” que es una “suma de diferentes malestares”, el hecho es que, dice Matamala, “la búsqueda del ‘todo lo contrario’ no puede olvidar el malestar, el único sentimiento que se repite en el carrusel político de los últimos años”.

Según él, “ese malestar no se ha ido, y la demanda por transformaciones sigue ahí”. Y “ya desperdiciamos una oportunidad, tal vez la próxima sea la última”. Del clima de tragedia parece que no nos libramos.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap