Por Víctor Sforzini y la colaboración de Juan Cavada Estadístico

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo nace de las inquietudes  y de las frustraciones que como todo niño chileno vivía en mi natal Lautaro cuando escuchaba los relatos de los partidos internacionales, ya sea que como selección o clubes nos correspondía participar.

Luego, me hice deportista “profesional” y comencé a observar como muchos “desaparecían” en partidos importantes y/o eran grandes estrellas de entrenamiento pero la “nada misma” en la competencia.

Cansado de la mediocridad del medio, de las excusas, de la falta de racionalidad y de la ignorancia ante y frente al deporte y la actitud y comportamiento del chileno en general ante el éxito, comprendí que era necesaria una intervención, por lo que me propuse cambiar nuestra mentalidad perdedora y de un hecho que era evidente para mi, que en nuestro país existía y aún perdura   lo que llegue a denominar “Apología de la derrota y del fracaso”.

Entendí que lo que mi padre me decía respecto a la idiosincrasia nuestra la mentalidad de rebaño y la envidia ante el éxito del otro representada en nuestro “chaqueteo”

ANTICIPAR EL FRACASO DE LOS DEPORTISTAS CHILENOS

Por años, muchos profitaron de la supuesta capacidad para profetizar el fracaso de nuestros deportistas. Hoy afortunadamente algo ha cambiado, pero aún estamos muy lejos. No olvidemos que  quienes salían a jugar al extranjero volvían porque no se adaptaban; que nuestros rendimientos eran representados en una frase tan falta de verdadero contenido como los que afirman que la tierra es plana, y no era otra que “Jugamos como nunca y perdimos como siempre”

EL ATLETA Y EL CHILENO ANTE EL AGÓN (ἀγών)

Pues bien, nuestro planteamiento fue y es, que después de cada participación del deporte chileno en eventos importantes, surgen sobre todo, por el escaso rendimiento logrado, comentarios, críticas, ataques,  que posteriormente se pierden en el tiempo: ¡HASTA LA PRÓXIMA COMPETENCIA!…

En este trabajo de investigación, hemos querido rescatar lo que parte de nuestra historia deportiva nos puede mostrar, en tanto y en cuanto a los rendimientos agonísticos, mediante cifras analizadas científicamente, y ver que pasará en los rendimientos de estos juegos que comienzan el 23 de julio.

Para ello, he generado, un marco teórico que nos permita  desde:

  • Lo conceptual, más;
  • Lo cualitativo y lo cuantitativo,  realizar un trabajo de investigación inédito en nuestro país, que esperamos sea un real aporte, y ;
  • Que nuestras conclusiones permitan generar un nuevo discurso ante el éxito-fracaso, un cambio en la forma de enfrentar los futuros compromisos del deporte nacional.

Para ello he preparado las siguientes interrogantes:

  1. ¿A qué se va a una gran competencia?
  2. ¿Fracasamos, somos derrotados, triunfamos o tenemos éxito en las justas deportivas de alto rendimiento?
  3. ¿Aprendemos de la experiencia, y nuestros dirigentes, entrenadores, atletas y periodistas planifican teórica, científica y sistemáticamente de acuerdo a ésta?
  4. ¿Qué tan lejos estamos?

¿MIEDO AL ÉXITO O AL FRACASO?

1.- ¿A que se va a una gran competencia? La respuesta a esta primera interrogante es bastante básica:

  • A una gran justa deportiva se va a actualizar, comprobar y desarrollar las potencialidades propias al máximo…
  • A dar más de lo que mejor se puede;
  • A  buscar la excelencia, la liberación del espíritu;
  • A ¡VENCERSE A UNO MISMO! y ,
  • De paso, si es posible, vencer a los rivales…

Desgraciadamente al atleta nuestro no se le forma por y para ello y como resultante, buscamos excusas que expresan:

  • La ignorancia;
  • La falta de autenticidad y ;

La falta de conciencia de los caminos que hay que recorrer para conseguir  el éxito, enunciado en el discurso más redundado por parte de los actores:

  • “Vamos a buscar experiencia”
  • “Si el tiempo, la altura, el árbitro, lo permiten y la suerte nos acompaña ¡más de una sorpresa podemos dar! “
  • “Nosotros no prometimos nada”.
  • “Se crearon falsas expectativas”
  • “Nadie puede asegurar que va a ganar” ¿ ?

Nos preguntamos:

  • ¿Creen ustedes que es la misma postura ideológica ante el éxito de los grandes ganadores de medallas y de campeonatos mundiales?;
  • ¿De quienes “rompen” “quiebran” records?

Es precisamente este tipo de discurso el que ha impedido que profundicemos nuestro conocimiento del quehacer agonístico y que en el presente trabajo, quedará demostrado.

Novak Djokovic ha dicho: “Rafa y Roger son dos leyendas del deporte que me han ayudado a estar aquí hoy porque me obligaron a mejorar en todos los aspectos para vencerles. Las primeras veces que jugué con ellos siempre perdía. Pero esto no acaba aquí y que les haya empatado significa que ninguno de los tres  va a parar”.

2.-  DEFINICIONES

Vamos a contestar la interrogante número dos, precisando en primer término,  cada uno de los conceptos mencionados, y con ello:

  • Aportar al medio deportivo un parámetro lingüístico desde donde poder delimitar, acotar el discurso que denotará y connotará los conceptos que he propuesto.

 ¿Qué es éxito?: 

  • Es el que obtienen tan sólo aquellos atletas que logran conjugar en sí mismos todos aquellos elementos que forman parte del quehacer agonístico deportivo, y que, por lo tanto, son capaces de rendir en cualquier lugar o circunstancia, apoyados en una base biológica superlativa que les permite transformarse en los “elegidos por los dioses”.

Sus esfuerzos y sacrificios logran la TRASCENDENCIA ANSIADA.  Es como si el Homo Deportivus buscara SER en el tiempo presente e   inmortalizarse   para el futuro…

Decía Fromm, “el amor es la solución madura para el problema de la existencia humana”.   Creemos que el deporte de alto rendimiento lo es para quienes ven en el quehacer y devenir del agón deportivo:

  • La superación;
  • La trascendencia;
  • La expresión del espíritu humano ;
  • Es “detener” el tiempo, vencer la fuerza de gravedad, y ;

Lo más importante, vencer a sus tres grandes  “enemigos”:

  • A sí mismo;
  • A la situación;
  • Al             

Equivale a ganar “la guerra”.  (Sforzini 1977)

¿Que es Fracaso?:

Sobreviene cuando el atleta no es capaz de lograr la actualización y confirmación de sus verdaderas capacidades en la situación agonista.

  • Es decir, cuando el atleta ha sido afectado por lo que denomino los límites ambivalentes de la agonística, y por ello su rendimiento ha sido inferior a sus reales capacidades y posibilidades.
  • Por lo tanto, es vencido y/o no alcanza las metas frente a rivales iguales o inferiores, y más grave aún, ha sido derrotado por sus procesos inconscientes, produciéndose lo que designo como “discrepancias de expectativas” (Sforzini 1980)
  • No debemos olvidar que para participar y competir en las olimpiadas los atletas se preparan durante cuatro años, y que su curva de rendimiento está trazada para alcanzar allí el máximo.
  • No logra vencerse a sí mismo… -factor que determina la diferencia entre fracaso y derrota- y por ende sucumbe “Ante y Frente” :

a.-)  Sí mismo;

b.-)  La situación, y ;

c.-)   El rival…

Estamos ante un deportista inhibido, temeroso del éxito o del fracaso y si además, existieran desórdenes psicopatológicos, tenemos un atleta inhibido para el éxito.

Esto es lo que me ha llevado a plantear desde mi propuesta para cambiar la mentalidad en el  deporte chileno, hace cuarenta años, que nuestros deportistas generalmente FRACASAN.

  • Nuestros dirigentes;
  • Entrenadores;
  • Periodistas y;
  • Atletas;
  • No han demostrado históricamente la capacidad para revertir tal proceso, y una de las principales razones para ello, y que he llevado a enunciar, afirmar y denunciar que en Chile ha existido históricamente hablando, lo que he denominado “APOLOGÍA DE LA DERROTA”.

Tal Apología se explica por sí sola cuando vemos la forma en que se intenta justificar tales fracasos… Perdimos por:

  • El clima;
  • La altura,
  • El árbitro, los jueces;
  • La cancha;
  • La suerte, la mala suerte;
  • Se drogaron, nos drogaron los que nos llevo a conductas delictuales, ya que empezamos a drogarnos
  • Falsificaron la edad, lo que nos llevo a cometer delitos en pasaportes adulterando la edad
  • Eran más grandes, más chicos lo que nos llevo a buscar falsos prototipos;
  • Más fuertes;
  • Biotipo;
  • Alimentación y cuantas mentiras nos hemos contado para justificar que somos malos agonistas, ignorantes agonistas;

“NO ESTUVIMOS EN NUESTRO NIVEL”:

-Ésta última aseveración es la que conlleva la máxima ignorancia del medio deportivo, ya que, debemos entender que para cada deportista o grupo de estos, ante y frente la situación de competencia deportiva, –  agonista-  debemos aplicar el  siguiente criterio:

A situación agonística deportiva  de exigencia nivel uno correspondería a lo menos, para lograr el triunfo, rendimiento (s) nivel uno o sobre este;

  • Si y solo sí, podremos entonces, alcanzar en la justa deportiva los niveles de rendimientos alcanzados y proyectados por el entrenamiento;
  • Es indiscutible, de perogrullo, que si por distintas razones, no logramos estar, a lo menos, a nivel de la exigencia de la situación, sucumbiremos a la presión generada por ella, fracasando estrepitosamente.
  • Recuerdo lo dicho por el gerente de revista Ercilla de la época, en una reunión relacionada con el deporte, dónde me dice, “por eso es difícil para nosotros planificar portadas y apoyo en base a los logros de los deportistas chilenos, nunca sabemos a que atenernos, su irregularidad es decepcionante”.
  • Si estamos por sobre este nivel, lograremos hazañas deportivas, siendo entonces el rendimiento obtenido, la expresión de la verdadera capacidad agonística de nuestros atletas bajo ese tipo de presión y circunstancias;

A situación de exigencia agonista-competitiva deportiva nivel dos debería:

  • Corresponder a lo menos para lograr el triunfo rendimiento nivel dos, o sobre este nivel, para lograr hazañas deportivas, siendo el rendimiento en ésta,  la verdadera capacidad agonística de nuestros atletas bajo ese tipo de presión y circunstancias y así sucesivamente.

Aquí estriba la gran problemática de todos los deportistas del mundo ante el estrés agonístico;

  • La presión, sean estas internas o externas, deportivas o extra-deportivas, que les lleva, muchas veces, a obtener rendimientos inferiores en relación a sus potencialidades atléticas;
  • Que debemos entender de una vez por todas, no son lo mismo sus potencialidades vs sus capacidades agonísticas y ;
  • Lo que, en el caso del deportista chileno, esto ha sido históricamente tan patético, tan misérrimo, que nuestra historia competitiva nos señala que el factor personal e idiosincrásico, es decir la cultura chilena expresándose con nuestros miedos al éxito y al fracaso por intermedio de nuestros deportistas, más el factor situacional, han sido suficientes por sí, para disminuir ostensiblemente su rendimiento y logros ¿justificadamente esperados?, con niveles de rendimiento “anormales”;

Por lo tanto, debemos entender de una vez por todas, que bajo tales circunstancias;

  • Ese es nuestro real nivel de rendimiento, dejémonos de inventar excusas;
  • Es nuestro presente actualizándose día a día, competencia tras competencia y que ellos nos expresan a todos, que actualizan lo que somos como país en tanto y en cuanto a nuestra ideología del éxito y del fracaso.
  • Si queremos de verdad llegar a tener niveles internacionales lo que debemos trabajar, son “nuestras incapacidades agonísticas históricamente demostradas” por ser una sociedad no madura para el éxito.
  • Los casos excepcionales, son sólo la confirmación de la regla;
  • De miles  que compiten, algunos por la probabilidad, emergen, son un “accidente”.
  • No somos un país de tornados, pero eso no nos dice que alguna vez no estaremos expuesto a algunos, o que en el desierto más árido del mundo como es el de Atacama no ocurran tormentas perfectas que produzcan inundaciones como ya nos ha sucedido.

Por todo esto, existe en lo más profundo de nuestro inconsciente colectivo la idea de que:

  • “Ganar no es bueno”….
  • Esa es nuestra Apología a la Derrota y “Apología del Fracaso”, ya que, siempre hacemos las cosas para que no resulten, siempre dejamos en el aire “algo” que nos pesará mas tarde y de lo cual podamos quejarnos, lamentarnos, atacarnos, siempre sin darnos cuenta, subyace en el discurso de todos, una razón plausible de por qué perdimos, sin ver las verdaderas razones de por qué el otro nos ganó, irrespetamos a los ganadores… Es “nuestra Orientación hacia el Fracaso”. Equivale a perder la guerra.   (Sforzini 1977)

¿Qué es Triunfo?

Lograr doblegar en un instante relativo, transitorio a un rival. v.g. ganar una batalla, ganar un partido, una fase, no el campeonato, así como tampoco la final, etc.-

 ¿Que es Derrota?

Es el deportista que no logra vencer sus rivales, sin embargo , el da lo mejor de sí mismo, más no le basta para vencer a sus oponentes que son superiores.

  • Como su derrota corresponde a la lógica del enfrentamiento entre dos fuerzas desiguales… ¡no ha fracasado!

ORIENTACIÓN AL FRACASO

La “orientación hacia el fracaso” a la que hacíamos alusión nos ha llevado también en estos casos a un “exitismo” de querer ganar o ganar, sin ningún respeto por:

  • La capacidad;
  • Los niveles de preparación;
  • La historia de nuestros antagonistas y no tenemos límites en la crítica;
  • Es sólo producto de la ignorancia, que nos ha llevado a situaciones tan graves como la sanción al fútbol chileno por los acontecimientos ocurridos en Brasil;
  • Nosotros no conocemos el éxito, y;
  • Tampoco como es el sendero que conduce a él, por lo mismo no sabemos reconocerlo en el otro. Sus sacrificios, esfuerzos, son “únicamente suerte”;
  • De allí la institución del chileno…  El chaqueteo…

LAS CIFRAS

Presentados ya los elementos teóricos de nuestro análisis, pasaremos a las cifras que nos significarán los verdaderos alcances del pasado, presente y “futuro” de nuestro deporte.

  • No postulo un determinismo eterno, pero, desgraciadamente, todo es parte de nuestra historia y nuestro devenir si no intervenimos sobre ella.

En la gráficas presentadas a continuación, encontraremos significados los rendimientos alcanzados por nuestros atletas. En la gráfica número uno, encontramos la comparación con la mejor marca alcanzada versus el rendimiento en la justa olímpica, y allí saber quienes fueron capaces de confrontar lo planteado, esto es como es que pudieron en forma sucesiva derrotarse a si mismos, a la situación y al rival.

 

Gráfico Nº 1  , que nos precisa cual era la marca de presentación a los Juegos Olímpicos y

la marca lograda en éstos por nuestros atletas.

 

                       

 

 

CICLISMO

En la gráfica número dos encontrarán los rendimientos alcanzados por los ciclistas, comparados con sus mejores marcas, en todos los casos el 100 representa las mejores marcas v/s el índice de de rendimiento olímpico.

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

TIRO

La performance en este deporte hecha por tierra todos los argumentos del por qué no tenemos excelencia, rendimientos acorde a las capacidades de los atletas en la situación agonística, ya que las excusas de:

  • Falta de alimentación;
  • Biotipo;
  • Nivel sociocultural y/o económico, no tienen justificación alguna en este deporte, quedando en evidencia que, nuestros conflictos con el estrés agonístico son transversales en nuestra sociedad y nuestro deporte.

La muestra gráfica nos clarifica por si sola los hechos:

  • El rendimiento obtenido fue desastroso, a tal punto que según relato de los protagonistas, se generó decepciones que provocaron daños más allá de lo deportivo en algunos protagonistas.
  • Hay una historia no contada de sucesos ocurridos en Montreal 1976.
  • Recordemos que el índice 100 es la mejor marca y la representación en el gráfico es el rendimiento obtenido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 Por lo tanto, el resumen gráfico de la actuación de los distintos deportes  es:

 

En este resumen queda demostrado el paupérrimo rendimiento logrado por nuestro deporte en los juegos olímpicos, la representación de nuestra realidad plasmada en la  gráfica nos dice que:

  • Somos muy malos agonistas,
  • Que no sabemos vencer nuestros miedos;
  • Que la Niké-fobia es un grave, gravísimo problema en el deporte chileno;
  • El miedo al fracaso consume a muchos;
  • La falta de preparación psicológica para los grandes desafíos  es aberrante;
  • Se requiere trabajar con la familia chilena en tanto y en cuanto al discurso sobre el éxito-fracaso

OCHO CON TIMONEL

Una vez más al llevar  la actuación de nuestros deportistas a la única lógica que justifique su presencia en los Juegos Olímpicos y que no es otra que:

  • Ir a dar lo mejor de si, a vencerse a si mismos, nos encontramos solamente con una resultante…Fracaso
  • Estos deportistas se presentaban con una marca de 5’50” y lograron un  6’07”03  obteniendo por lo tanto un rendimiento de un -4,87%.  
  • Aquí nuevamente nos encontramos con un rendimiento por debajo de lo mejor de sí mismos como queda expresado en la gráfica anterior de Resumen del rendimiento logrado por nuestros atletas en sus respectivas disciplinas deportivas.

FRACASO DEPORTIVO

A partir del marco teórico que fundamenta y propugna nuestro trabajo de investigación más la representación gráfica basada en una formulación estadística, el análisis de la conjunción de ambos elementos podemos afirmar que:

  • ¡El Deporte Chileno FRACASÓ!, salvo escasas excepciones, y;
  • Sólo lograron el Triunfo-Derrota:
  • Emilio Ulloa;
  • Aguilar;
  • Mónica Regonesi y;
  • Gert Wail, quien pasó en estos Juegos Olímpicos por  tres situaciones, como demostraremos  en el análisis de su caso.

Enfatizaremos dos casos especiales, los que queremos significar por su relevancia en tanto y en cuanto personifican claramente las reacciones de nuestros deportistas ante el estrés agonístico:

Caso especial Nº 1:

Emilio Ulloa 

En la muestra se efectuaron dos valorizaciones, una corresponde a lo que logró este atleta en relación al mejor tiempo que ostentaba antes de emprender rumbo a U.S.A. ya que:

  • En Walnut, -competencia pre-olímpica – bajó su tiempo y por ende su mejor marca.
  • En la otra, se tomó la mejor marca lograda antes de competir en octavos de final…
  • Este estudio demuestra que fue el atleta que mejor se desempeñó en cuanto se venció a sí mismo en cada etapa de mayor exigencia y presión…
  • ¡Todo un ejemplo de lo que es un verdadero agonista!. .Ver gráfico Nº 1
  • ¿Dónde está este deportista generando charlas motivacionales y relatando su experiencia a los próximos competidores?

Caso especial Nº 2;

Gert Wail

           Aquí tenemos un caso bastante significativo, y que expresa lo que ocurre en nuestros atletas bajo el estrés agonístico:

  • Su irregularidad ;
  • Su fragilidad sico-espiritual para enfrentar situaciones de mayor responsabilidad, es decir, su incapacidad para enfrentar el estrés agonístico y su falta de preparación para ello.  
  • Nuevamente la Nike-Fobia como el elemento significativo.

Estamos seguros que si nuestros planteamientos no estuvieran apoyados con cifras representadas fundadamente en la gráfica -nadie puede desconocer que algo significa a la luz de la historia de nuestro deporte, -éstos serían rechazados-. 

  • Desgraciadamente aún no hemos desarrollado la capacidad de reflexionar nuestro quehacer;
  • Un signo más de nuestra orientación hacia el fracaso.

Hemos escuchado y leído muchas justificaciones que trataron de ¿proteger? al atleta. Nosotros no queremos dejar de reconocer lo alcanzado por Wail, pero, creemos que:

  • Si no afrontamos la “realidad” le hacemos un mal al deporte chileno;
  • Al deportista en cuestión y;
  • A los futuros que aprenderán a mentirse a sí mismos -como lo hemos venido realizando hasta hoy- y así nunca abandonar la mediocridad.

LA PERFORMANCE DE GERT WAIL

Este atleta vivió en un tiempo relativamente corto, en una misma competencia, las situaciones de:

  • Triunfo-Derrota-Fracaso:
  • En semifinales superó su mejor marca y la elevó a 19,94 mts., con un alza de un +1,27% y aunque fue derrotado, quedó octavo, clasificando para la final de la tarde, por lo tanto, triunfó logrando mejorar su marca;
  • Posteriormente en la final logró un magro 18,69 mts., marca que está muy lejos de las dos anteriores.
  • En relación a la obtenida en semifinales bajó en la final un -6,27%;
  • Asimismo en la final perdió parte de sus oportunidades de mejorar, -nulo el tercer lanzamiento-.
  • Fue el único de todos los competidores que bajo tan dramáticamente su rendimiento, entre el obtenido en la mañana semifinales y la tarde en la final

Nos preguntamos ante esto:

  • ¿Perdió motivación y sintió que ya había cumplido?
  • ¿Sufrió de Nikéfobia -miedo al éxito- tan común en nuestro deporte, y por lo tanto no fue capaz de aceptar la responsabilidad ligada al éxito y estar a la altura de la situación?
  • ¿Sufrió del “Síndrome Chilenitis”? que para el infrascrito es sinónimo de miedo al éxito o Nikefobia

 

LAS EXCUSAS

Ya hemos dicho que las respuestas provistas por los actores no han contestado nuestra interrogante y :

  • Conviniendo que todos los competidores enfrentaban la misma situación de estrés agonístico, tanto en la semifinal como en la final;
  • Hemos analizado el comportamiento agonístico del resto de lanzadores de bala para tener elementos que nos permitan contrastar los rendimientos de cada uno en la mañana y en la final de la tarde;
  • Esto nos permite  saber si fue solo Wail quien bajo tanto su rendimiento entre la semifinal y la final o es una situación común a todos los finalistas.

He aquí las dos formas gráficas de representar los rendimientos de todos los lanzadores en:

  • La mañana, (semifinal) y ;
  • La tarde, (final )

 

 

Relación entre Marca Semifinal y Marca Final

 

 

 

 

 

 

 

Relación entre Marca Semifinal y Marca Final

 

 

Tal como podemos concluir con sólo observar la gráfica:

  • El chileno Gert Wail fue el único atleta que tuvo una diferencia notable entre el rendimiento logrado en semifinal y la final;
  • Podemos observar y concluir que de ocho finalistas, cinco elevaron su rendimiento en la final.
  • El sesenta y dos por ciento (62%) de los lanzadores elevó notablemente su rendimiento en la final.

Este hecho, concreto, real,  “algo significa” y no como se explícita usando la manida frase de_

  • La mala suerte o que cuando un chileno siente el peso de las expectativas que millones de compatriotas tienen sobre su rendimiento éste se afecta. Eso no es verdad.
  • Es un problema ideológico referente al éxito.
  • Como cultura tenemos una conducta ante el éxito-fracaso;
  • Allí hay que buscar las respuestas, el deportista  es fruto de una serie de interacciones con los consiguientes factores:

1.- Una Cultura, la Chilena,

2.- Una Subcultura, su Familia,

3.- Una etapa formativa  como tal, que deviene de quienes son y serán sus entrenadores, dirigentes y quienes les transmitirán que es o no posible

4.- Los Mass media como caja de resonancia de la ideología imperante, que subyace en forma verbal, no verbal y en sus aspectos no verbales de la palabra hablada,  en tanto y en cuanto al:

  • Éxito;
  • Fracaso;
  • Los logros;
  • Metas posibles de alcanzar, etc.-
  • Verbigracia, un comentarista deportivo ya fallecido, siendo líder de opinión en el canal de televisión y en la radio en el cual trabajaba, afirmó taxativamente, “ni en doscientos años les ganaremos a los ingleses”, al comentar un amistoso entre ambas selecciones:
  • Malgré Tout, (A pesar de todo)- , y de este aciago y famoso comentarista, para bien de nuestras jóvenes generaciones;
  • Les ganamos a los ingleses, unos años después, en su propio estadio, con la descollante actuación de Marcelo Salas y compañía.

DEFINIENDO NUESTRAS ACTUACIONES

Por lo expuesto hasta ahora, y tal como se desprende del análisis e informe estadístico:

  • El deporte chileno fracasó en los Juegos Olímpicos de 1994, como fracasa la mayor de las veces en sus participaciones internacionales, y ;
  • Ello se fundamenta, se define y acota por sí, cuando comprobamos, que nuestro verdadero problema no es perder con nuestros rivales de turno;
  • Es objetivamente no ser capaces de vencernos a nosotros mismos;
  • De dar ante y frente a la responsabilidad agonística, menos de lo que mejor podemos y que tenemos en tanto y en cuanto a potencialidad de rendimientos como demostraremos al analizar y responder la siguiente y simple interrogante:

¿QUÉ LOGRARÍAMOS SI PUDIÉRAMOS RENDIR DE ACUERDO A NUESTRAS CAPACIDADES?

Ese es un tipo de análisis y de introspección que no existe en nuestro discurso, es lo que nos ha retrasado tanto en nuestro avance agonístico.

  • Dos más dos son cuatro en Chile o en Argelia, por lo tanto, nuestro aprendizaje debe ser dirigido a lograr esa lógica del rendimiento, que por ignorancia es racionalmente justificada, basándose en la irracionalidad más absoluta, en la más peligrosa de las ignorancias, no saber que no se sabe, pero dictar cátedras al respecto.
  • Cuando trabajé en la Escuela de Talentos del COCH, dije que la mayor parte de los deportistas seleccionados no tendrían un futuro de rendimientos según lo esperado por todos, que fracasarían o dejarían el deporte competitivo.
  • El tiempo me dio la razón.
  • Hasta ahora nadie se ha preguntado por qué fracasó la mal llamada Escuela de Talentos Deportivos.

3.- ¿Aprendemos y planificamos en base a la experiencia?       

Para comenzar a contestar la interrogante número tres de nuestro trabajo, lo  haremos con una aseveración  lógica y taxativa:

  • Para que existan atletas, y en especial de “alto rendimiento” debe existir o se da por hecho que existe, toda una planificación y una infraestructura al servicio del deporte, del deportista y del rendimiento, para que, como consecuencia, se obtenga el éxito, y/o a lo menos el triunfo,  la derrota, pero nunca el fracaso,  y que  para ello, como mínimo debe estar basada, entre otras,  en la experiencia…
  • ¿Ocurre esto en nuestro país?

Nuevamente dejaremos que los hechos hablen por sí mismos al revisar lo dicho y hecho por dirigentes, técnicos y atletas luego de su participación en:

Juegos Olímpicos Montreal 1976:

 

 

TABLA COMPARATIVA MEJORES MARCAS PERSONALES

 

Atleta Prueba Mejor marca Marca Olimpiada Diferencia %
Handal Skeet 196 175 -10.71
Yazigi Skeet 195 186 -4.61
Dufey Fosa O. 190 166 -12.63

 

Hemos elegido al tiro ya que se tenían grandes expectativas de lo que podría lograr este deporte (al igual que ahora) y aquí no sirven las excusas tales como que:

  • Somos “desnutridos”;
  • Chicos;
  • De bajo nivel socio-cultural y económico.

Desafortunadamente para nuestro deporte, nada ha prosperado, más aún, nos hemos alejado más y más no solo de las grandes potencias deportivas;

  • Países mas chicos y pobres, -con ingreso per cápita menor al nuestro- han logrado medallas y/o éxito deportivo.
  • Por tal razón creemos que no es solo falta de medios, si no que falta de gnosis y autenticidad para encarar el problema del rendimiento deportivo de alta responsabilidad competitiva

Para refrendar lo aseverado, buscamos en los diarios de la fechas indicada y:

  • Nos encontramos que las palabras en el tiempo no han cambiado…la historia se repiteeeeeee…

 

EL PRESIDENTE: “Estoy Decepcionado”

 Montreal 1976

   “A los tiradores se les dio todo y no lograron nada…Ni siquiera un papel decoroso

  • En el último entrenamiento antes de la competencia, Handal metió 50 en 50. Incluso yo pensé que podíamos estar entre los diez primeros”.
  • ¿Y qué pasó entonces? “Ya no es cuestión técnica ni física. Lo que falla en nuestros especialistas es la parte psicológica. No sabe sobreponerse a la tensión nerviosa.  Llega la prueba y pierden concentración…
  • Ante rivales de jerarquía mundial carecen de seguridad para creer que ellos también son de igual nivel…
  • El nerviosismo competitivo se los comió…
  • Admito que un tirador baje de rendimiento. Pero no en la proporción que lo hicieron los nuestros. Llegar en los puestos 44 y 59 no es decoroso para nadie”.  Armando Gellona Presidente del COCH.     La Segunda 27-7-1976.

 

MONTREAL 1976 TIRADORES

 

“NO AL TIRO AL VUELO Y A LA EQUITACIÓN”

LOS ÁNGELES 1984

  • “Porque eran deportistas en los que tenía cifradas grandes esperanzas… Y me defraudaron”…
  • “No al ciclismo, porque la actuación que les cupo en los Ángeles puede clasificarse, derechamente, como un gran fracaso…
  • ¡Dejémonos de excusas!
  • Con las mismas bicicletas se tuvo un rendimiento más alto en Colombia”.  Juan Carlos Esguep Presidente del COCH. – Si y No Revista Deporte Total Nº 166.

La historia se repite, por lo tanto debemos preguntarnos y preguntar…

  • ¿Qué han hecho los dirigentes para superar el problema?
  • A la luz de las cifras y hechos… NADA…
  • Reciben y entregan nuestro deporte tal cual… y más grave aún, técnicamente hablando, en una situación más desmedrada, ya que el tiempo sigue transcurriendo y los demás se alejan, alejan…
  • El statu quo es  también parte de nuestra Apología de la Derrota y Orientación al Fracaso…
  • Hay una frase que dice que los pueblos y quienes ignoran su historia tienden a repetirla. ¿Cabe alguna duda?.

Los Atletas y Técnicos… ¿Qué dicen?

EL TÉCNICO:

“Falla fue psicológica y no de la técnica”.  “Quedé desilusionado…

  • No era que pretendiera ganar; siempre dije que de quedar alguno entre los diez primeros, sería extraordinario… (¿? Los signos son míos) Sin embargo, al llegar a Montreal comenzaron a tirar bien y eso me hizo ilusionarme…
  • Incluso, en el control informal que hice para seleccionar a los dos hombres del Skeet, Handal anotó un 196;  Yazigi 192 e Irruarizaga 191…  Estaban haciendo series perfectas en los días previos, pero cuando llegó la competencia todo se acabó”.
  • “Ese cambio tan brusco en el rendimiento obedece nada más que al factor psicológico -a pesar que se contó con sicólogo.- (¿? Los signos son míos)
  • En cuanto a técnica, ellos estaban mejor que muchos de los que ganaron, aunque parezca una contradicción…”. Gilberto Navarro (técnico de la selección) y la actuación del tiro al vuelo. El Mercurio, Julio 28 1976.

NO HAY DISCULPAS…

  • Allá se fracasó porque los tiradores compitieron muy preocupados de lo que hacían… Y cada cero les bajaba la moral. No hay otra explicación, Handal que siempre fue el mejor durante la preparación, no hizo lo que sabe”. Gilberto Navarro (técnico de la selección chilena)   La Segunda Julio 28 1976.

EL ATLETA

“NO TENGO DISCULPAS”. 

  • A mi no me perjudicó nada. (¿? Los signos son míos) Buena también la visual, con un fondo muy parecido al de las Vizcachas, -ahí he tenido mis mejores rendimientos-…
  • “En los entrenamientos estuve en 24 y 25.
  • Pero llegó la competencia y todo cambió… En la primera vuelta erré el primer platillo y me puse nervioso… Y ya no me pude recuperar más.
  • La técnica nuestra es correcta. Pero una cosa es tirar con nervios y otra muy diferente sin la presión ambiental de una competencia tan importante… Acá nosotros pudimos rendir porque no teníamos ninguna obligación…
  • Al final anoté 175.  O sea me perdí una vuelta completa…
  • Fallé en todos los puestos. No sabía que hacer y disparaba a tirones…
  • Estoy desilusionado con mi actuación. Tener la seguridad de conseguir una medalla y llegar sin nada es decepcionante”.  Antonio Handal.  La Segunda julio 28 1976.

Pusimos integralmente la confesión de este atleta, pues nos parece,  una muestra de introspección y honestidad poco común en nuestros deportistas, y a su vez, una descripción perfecta de lo que le sucede a nuestros representantes en situaciones de mayores expectativas y responsabilidades de éxito…

  • Esto es algo por lo cual llevo años luchando, ya que desde la década de los setenta, me propuse cambiar la mentalidad del deporte y del deportista nacional, mediante una toma de conciencia que nos permita enfrentar la realidad tal cual, sin complejos y temores, pero siempre hemos preferido descalificarnos y auto-descalificarnos.
  • A través de artículos y entrevistas en medios como la radio, (las más importantes del país) Televisión (todos los canales) Diarios, (todos) y revistas como columnista, y lo más importante, logros, en la praxis agonística, con deportistas hemos demostrado, que, efectivamente, con un poco de sustentáculo pueden superar todas las barreras, los bloqueos mentales que impiden la realización de sus más caros deseos, verbigracia:
  • Martin Vargas en Mérida;
  • Luka Tudor y su récord de siete goles;
  • Jorge “Mortero” Aravena y su botín de oro en Colombia;
  • Redín y Valderrama como mejores jugadores de América;
  • Leslie Cooper y su medalla de oro en el Orlando Guaita;
  • Rodrigo Zelaya Campeón Sudamericano de jabalina y tantos otros.
  • Huachipato Campeón del Fútbol Chileno
  • Equipos colistas que se han salvado del descenso y que además, han pasado a ser el equipo puntero del mes con un 90% de rendimiento;
  • Más aún, en una labor de pionero que ha sido “ignorada por el medio”… otro elemento de nuestra “Orientación al Fracaso”.
  • Hay un concepto, la heurística, que deberíamos incorporar a nuestro quehacer, como una forma clara de enriquecernos intelectualmente, pero nuestra pobreza intelectual, -ya Gramsci dijo dos cosas que podríamos parafrasear hoy, “Decir la verdad es siempre revolucionario” y por otro lado manifestaba un cierto menosprecio por el periodista al referirse a ellos como “Pseudo intelectuales” y creo que en nuestro deporte ambas son muy ciertas.

Parece más fácil decir que somos:

  • Malos;
  • Rotos;
  • Pobres;
  • Chicos;
  • Débiles y todas las adjetivaciones que queramos usar para auto-degradarnos.

 

JUEGOS OLÍMPICOS TOKIO 1964:

Balance Olímpico Chileno

Deporte: Tiro

“… Juan Enrique Lira fue el único que tuvo a la vista el pedestal olímpico para recibir un premio… Su performance en tiro al platillo fue más que brillante.  Tuvo casi asegurada la medalla de bronce, estuvo a punto de obtener la de plata y pudo perfectamente, haber ganado la de oro, de no mediar dos tiros imperfectos que a la postre debían relegarle al quinto puesto de la prueba…

  • “Mattarelli, en cambio hizo tres series perfectas de 25 platillos cada una. Y pasó a la cabeza del puntaje con 148 platillos contra 147 que totalizaban su compatriota Rossini y el chileno Juan Enrique Lira
  • Nuestro compatriota peleaba todavía la posibilidad de obtener una medalla de oro… Todos los deportistas de Chile vibraron con la hazaña que estaba cumpliendo el crack del Club Lo Curro… Y llegó,   en estas condiciones, la disputa de los últimos 50 platillos.
  • Ennio Mattarelli, nuevamente hizo el ciento por ciento, valorizando de este modo, la conquista de la medalla de oro con un nuevo récord olímpico de 198 platillos.
  • La tensión nerviosa hizo decaer a Lira, quién anotó sólo 46 de los 50 platillos.
  • Dimitrescu, más regular que el chileno logró el quinto lugar por el solo hecho de haber realizado las dos últimas series de 25 platillos cada una, mejor que Lira; más este logró un mayor número de series perfectas”. Revista Gol y Gol Historia de 50 años del Deporte de Chile y el Mundo…

Es impresionante la cantidad de deportistas, dirigentes y técnicos que podríamos citar, donde analizando profundamente el contenido de sus palabras detectaríamos como se traduce en ellas el “rol de perdedor” de nuestro deporte.

  • Podemos contestar entonces, nuestra interrogante número tres, del presente trabajo de investigación, con un rotundo ¡No!
  • Nuestros técnicos y dirigentes no usan la experiencia acumulada y aquella frase” vamos a buscar experiencia” pierde todo su sentido en lo que podemos apreciar de este trabajo de investigación.

En el  Seminario de Periodistas Deportivos, realizado para el Mundial Juvenil de fútbol 1987, donde fui expositor, plantee la inquietud respecto de por qué no se aprovechaba la experiencia de quienes han triunfado o fracasado, máxime si existe un déficit de recursos materiales.

  • Nunca hemos visto en Chile, que antes de la participación de atletas en grandes eventos se invite a nuestros atletas especialmente los consagrados, e inclusive a los que fracasaron para relatar que les pasa o pasó en estas justas, realizar trabajos grupales, y buscar algo que no nos gusta…..soluciones…..
  • Lo más patético de todo esto es la comprobación de la actitud pasiva de dirigentes y técnicos chilenos en la superación de la problemática teórica y prácticamente demostrada en el presente trabajo.

4.- ¿QUÉ TAN LEJOS ESTAMOS?:

           Otro de los problemas que concita nuestra atención es poder dilucidar cuán verdaderamente lejos estamos de las medallas olímpicas, ya que a partir de las cifras encontradas en el presente trabajo:

  • Queda claramente establecido en este trabajo, que si los deportistas chilenos pudieran acceder a sus verdaderos tiempos, estarían en condiciones de disputar en algunas disciplinas deportivas, las medallas Olímpicas y;
  • No como se pretende al decir, y se repite hasta la majadería, que no tenemos opción alguna en tan magnas competencias…
  • Creemos que esto lo hacemos inconscientemente para justificar la incapacidad de nuestros técnicos y dirigentes para poder lograr que los atletas den lo mejor de sí mismos, y;
  • Que ellos mismos sufren de las mismas incapacidades de los atletas, es decir, también son afectados por el miedo al éxito, situación a la que no escapa el periodismo deportivo.

 El peor maestro es el maestro con miedo… (Gabriela Mistral).

Creímos necesario también mostrar las horas de entrenamiento que en el caso de los países ganadores de medallas no todo se traduce en horas físicas, hay entrenamiento mental, táctico,  nutricional etc.,

 

 

 Diferencia % en tiempo de entrenamiento

CHILE MÍNIMA            OTROS MÍNIMA             DIFERENCIA%

500 horas. año              2000 horas año                      -75% (-)

 

CHILE MÁXIMA           OTROS MÁXIMA            DIFERENCIA%

700 horas año                2300 horas año                –    69%

 

Lógicamente que no todas esas horas son de práctica deportiva, estas corresponde a unas 5 horas diarias, las otras se emplean en la preparación psicológica y en la capacitación teórica de su quehacer como tal…

DIFERENCIA % CAMPEONES OLÍMPICOS V/S CHILENOS

Hemos considerado la mejor marca personal del atleta nacional, ya sea la que obtuvo en los Juegos Olímpicos o en cualquier momento de su vida deportiva, con la marca Olímpica de los Ángeles, -ya sea la de plata u oro y nos encontramos con la gran sorpresa que en estos Juegos Olímpicos:

  • Si nuestros atletas, ciclistas, tiradores, hubieran rendido de acuerdo a sus verdaderas potencialidades, sin sucumbir al estrés agonístico, habríamos obtenido a lo menos entre siete y nueve medallas , y de esas, cinco de oro.

 

 

 

 

 

Atleta Mejor Marca Oro Olímpico Diferencia %
Irruarizaga 198 198    0,00
Vergara 197 192 + 2.60
Abate 193 192 + 0.50
Zarzar 197 196 (Plata)  + 0.51
Irruarizaga 198 196 (Plata)  + 1.01
       
Vera 4’43”00 4’39”35  + 1.30
Vera 4’43”00 4’47”00 (Plata)  + 1.41
Droguett 1’06”29 1’06”10 –  0.28
Droguett 1’06”29 1’06”43 (Plata)  + 0.21

 

     

 

 Queda claramente establecido a partir de este estudio único en su género en Chile, que si alguno de nuestros ciclistas y/o tiradores hubiesen repetido sus mejores marcas o tiempos:

  • ¡Medallas de plata o de oro! estarían integrando la historia deportiva de nuestro país.

Por lo tanto, al analizar la muestra gráfica, su lectura nos demuestra, fehaciente e indesmentiblemente cuantas medallas de oro y plata deberíamos haber logrado y/o disputado en Los Ángeles 1984.

¿POR QUÉ OCURRE TODO ESTO?

Es indiscutible que lo que ocurre al interior de una cultura tiene su origen en factores que comienzan y terminan en sí mismos ya que estos operan porque:

  1. Están en nuestro simbólico,
  2. En nuestro imaginario,
  3. En nuestro constructo lingüístico que nos contiene y nos define,
  4. En la forma como a través de la lengua y el habla nos autodefinimos.
  5. Es el constructo lingüístico en el que habitamos.
  6. “El hombre habita en sus creencias” (Sforzini Víctor 1982)
  7. Somos lo que pensamos y decimos de nosotros, “los chilenos”.
  8. El discurso construye realidad, y se representa en nuestros actos.

FUNDAMENTOS

Los alcances de nuestro ambicioso trabajo es un intento de representarnos parte de “nuestra realidad competitiva”, nuestra historia deportiva y agonística y que para nosotros es:

  • Nuestros rendimientos deportivos expresan quiénes somos verdaderamente en tanto y en cuanto a nuestra capacidad agonística.
  • Entender que el éxito deportivo no está determinado solamente por la capacidad de rendimiento, sino que depende más bien de la capacidad del deportista de aprovechar totalmente sus posibilidades de rendimiento en determinadas situaciones o circunstancias. Esto es, la actualización de las potencialidades en la praxis de la agonística. (Sforzini)
  • Con esto queremos decir que en Chile no se trabaja a los atletas para su participación en las justas deportivas, donde, es necesaria una ideología del éxito al servicio del esfuerzo del atleta. Esta no existe ni al momento de competir, ni en su etapa formativa.
  • No sabemos trabajar la parte psico-espiritual del deportista, que es la que realmente determina el rendimiento final, sin importar cual es su verdadero potencial de rendimiento.
  • Es decir, se ha menospreciado al Hombre que existe en el atleta, se cree que basta con enseñar gestos y movimientos técnicos y esperar, exigir que éste sea capaz de reproducirlos en la justa deportiva… Obedece a una visión muy mecanicista del deporte y el hombre.
  • Esto significa que el medio deportivo, representados por dirigentes, técnicos, atletas y periodistas se han olvidado que el hombre para ejecutar cualquier labor debe poseer un equilibrio psico-emocional, que de no existir, lleva al descontrol, el fracaso en la labor emprendida.
  • Por lo tanto, el deportista nuestro no sólo, no es preparado para vencerse a sí mismo, -craso error- si no que tampoco se le forma para llegar a la cima, mantenerse en ella y aceptar la responsabilidad ligada a tal situación.
  • No discernir que países como el nuestro, – en vías de desarrollo – y por lo tanto, sin recursos materiales suficientes, debe optimizar al máximo sus recursos humanos
  • No podemos darnos el lujo de perder así como así la inversión tanto individual como colectiva, en todos los aspectos, por no preparar a los nuestros para enfrentar el estrés agonístico.
  • Nosotros no generamos deportistas de igual manera que los países desarrollados.

No queremos reconocer nuestra incapacidad competitiva… ¿Causas?

  • Ignorancia
  • No saber trabajar en grupos interdisciplinarios
  • No saber escoger a quienes deben desempeñar su labor con los atletas.
  • Es tan solo nuestro rol de perdedores que se mediatiza a través de los actores de nuestro drama y que se representa en la realización de la “maldición psicoanalítica” – acto compulsivo a la repetición – dónde cada uno de nosotros tiende en forma compulsiva a repetir su historia de origen.
  • Es la “auto profecía cumplida”

Por otra parte, no se considera al “entrenamiento mental” como factor decisivo y determinante al momento de competir,- *(hoy estamos hablando del factor psicológico, pero, no sabemos de que se trata realmente)-.

Un gran campeón Olímpico Paavo Nurmi, resumió el esfuerzo y el comportamiento del atleta así

  • “El atleta es en la prueba real lo que ha sabido sacrificarse y aprender u olvidar en los entrenamientos. En estos se trabaja el músculo y se procura poner en óptimas condiciones el organismo. Pero, sobre todas las cosas, un atleta es sacrificio, dolor, voluntad de vencer y mente clara. Y todo esto, aunque también pueda ejercitarse en los entrenamientos no son factores físicos si no psicológicos”.-
  • Como amante del deporte que me declaro, previo a estos juegos Olímpicos 2021, le rindo un homenaje a este gran atleta por los récords del mundo que batió, más de 25, en distancias que van desde los 1.500 metros a los 20 kilómetros y ganó un total de nueve medallas de oro y tres de plata en los 12 eventos olímpicos en los que compitió
  • En los Juegos de París 1924 ganó en 1.500 y en 5.000 el mismo día batiendo además los récords del mundo con sólo media hora de descanso entre ambas competencias.
  • Participó en los Juegos de Amberes 1920, París 1924 y Ámsterdam 1928 y no pudo participar en los de Los Ángeles 1932 porque no le dejaron, le acusaron de haberse hecho profesional, lo que estaba prohibido para participar en esa época
  • Su resistencia de súper atleta le permitió ganar 12 medallas, nueve de ellas de oro y tres de plata, repartiéndolas por diferentes pruebas.
  • Posee aún el récord de medallas de oro en unos mismos Juegos para un atleta, con cinco.
  • Es el atleta con más medallas -y más oros- y el tercer deportista con más medallas, sólo superado por Larisa Latynina y Michael Phelps.
  • Por todos sus logros está considerado como el mejor fondista y mediofondista de todos los tiempos.

HUÉRFANO Y POBRE

  • Provenía de una familia humilde, quedando huérfano a los 12 años. Su alimentación se basaba prácticamente solo en pescado seco y pan negro. ¿?

ENTRENAMIENTO VS EL LOGRO DEPORTIVO

  • Antes se afirmaba que con un entrenamiento podía lograrse todo; sin embargo, este concepto ha sido superado.
  • Por ahora sólo podemos decir que sin entrenamiento no se logra nada.
  • Y es que más allá de la perfección técnica y fisiológica -accesible exclusivamente a los superdotados- existen ciertos elementos decisivos, los factores de orden psíquico…
  • Cierto es que tales factores son un tanto oscuros y, desde luego, mucho más incómodos de definir que las cosas susceptibles de medición cronométrica; pero al llegar la hora de la verdad son ellos los que provocan la decisión…

LA ACTITUD MENTAL

  • Todos los grandes campeones, además de desarrollar una excepcional condición físico-técnica, han logrado también una positiva actitud mental…

Puedo decir sin temor a la rectificación que detrás de cada campeón ha habido:

  • Una férrea voluntad;
  • Gran perseverancia;
  • Mucho coraje;
  • Ambición;
  • Extraordinario poder de asimilación y análisis mental;
  • Estos atributos mentales no han sido incorporados fácilmente;
  • Han respondido a lo que podemos llamar una preparación o entrenamiento psíquico, que en la mayoría de los casos ha sido tan larga como el entrenamiento físico-técnico
  • En Chile esto ha quedado claramente establecido con los trabajos y los grandes logros que como pionero en este campo he venido desarrollando en el deporte chileno y en Colombia.

SIN EMBARGO… EN CHILE

  • Falta de compromiso con el éxito, agresividad, seguridad y autenticidad de parte de todos para enfrentar el compromiso internacional.
  • Siempre se dice antes por qué no vamos a ganar. Hemos demostrado que podíamos acceder a medallas de oro y/o de plata, sin embargo, lo que reproduciremos a continuación representa el discurso de todos nosotros ante la responsabilidad

ANÁLISIS AL INTERIOR DEL COCH

..…”De los ocho deportes que concurrieron a los Juegos Olímpicos y que fueron analizados previamente, hubo un acierto casi total en seis de ellos.  En relación a un probable resultado final y en los dos restantes, la aproximación no se dio totalmente, por cuanto hubo una oscilación positiva y negativa…  Nuestra franja de rendimiento, en algunos casos, al margen de lo que nos guste o no, o lo que consideremos buena o mala, es aproximadamente la tercera o cuarta, lo que en definitiva equivale a obtener lugares entre el 15º y el 30º lugares”.

“Entre las dos especialidades que rindieron bajo lo esperado están: el Tiro Vuelo, se había previsto un lugar entre 12º y 25º, y el Ciclismo, en que los resultados del Panamericano de Medellín hacían suponer mejores ubicaciones”. Zenén Valenzuela Jefe Área Técnica del COCH…

 

ANÁLISIS NUESTRO

¿Existe relación y coherencia entre estas palabras y lo que nos dicen las cifras encontradas en cuanto a la capacidad potencial de nuestros atletas de alcanzar medallas olímpicas?

  • ¿Por qué se planifica para obtener menos de lo que mejor podemos?
  • Creemos ser un caso digno de Ripley… ¡Planificamos nuestros fracasos!
  • Novak Djokovic: “Aunque haya ganado seis veces eso no significa que no deje de acordarme que Wimbledon siempre fue el torneo que quería ganar de pequeño y que a los siete años construía el trofeo en la habitación con el primer material que encontraba

NUESTRO PERIODISMO DEPORTIVO

El periodismo deportivo chileno, sobre todo, los últimos 40 años, se ha dedicado a:

  • Relatar los hechos;
  • A vender los fracasos;
  • A resaltar figuras con un coeficiente emocional muy alto, pero con un coeficiente intelectual “normal”, que no son quienes producen los cambios en una sociedad.
  • No ha asumido el rol de “intelectual” dentro de nuestra sociedad, enfrascándose más bien en luchas viscerales con los detentadores del poder.
  • Por lo mismo, no ha aportado un discurso inteligente, reivindicador, exigente (no exitista).
  • Ha resaltado la forma y no los contenidos de nuestro quehacer.
  • Ha coexistido con el fracaso y por lo tanto es parte de él.
  • Ha pecado de descriptivo lo cual puede llevar a cabo cualquier individuo que alguna vez  haya practicado deportes, y no se ha especializado en los aspectos fundamentales de éste, tales como:
  1. Los aspectos técnico-tácticos de cada deporte
  2. Ciencias humanas. Psicología, Sociología, Antropología todas estas, herramientas que nos permiten entender mejor al homo deportivus y su conducta ante una situación dada: “la situación deportiva”.
  3. Ciencias Biológicas.  Medicina, Fisiología del esfuerzo

Por todo esto, se hace necesario, imprescindible, el perfeccionamiento de:

  • Técnicos
  • Preparadores físicos.
  • Psicólogos.

PSICOLOGIA DEPORTIVA

La mayoría repite en Chile la experiencia de los primeros médicos que incursionaron en el deporte, aplicar fundamentos de la práctica diaria a la práctica deportiva en este caso, la psicología clínica al deportista, lo que constituye un craso error.  Ojalá sean ex-deportistas de alto rendimiento, que tengan la vivencia real de camarín.

Cuando inicié la labor de pionero en Chile en esta rama, escribí…:

  • ”Estoy abriendo un camino laboral que los psicólogos no han descubierto…, Espero que con la llegada de ellos a futuro consoliden lo que hasta ahora yo he demostrado con hechos”…

                                   SOLUCIONES DEFINITIVAS

  1. Planificación. Dando gran importancia a la forma de llevarla a cabo… No sólo es importante el que se hace, sino cómo se hace…
  2. Perfeccionamiento de lo nuestro.
  3. Formación de grupos interdisciplinarios
  4. Desarrollar una filosofía e identidad propia, terminando con imitaciones estériles extranjerizantes.
  5. Clases teóricas en todos los aspectos a los atletas de alto rendimiento…
  6. Quizás sea necesario aportar nuestro concepto del deporte, como una forma de mostrar que es lo que realmente queremos, nuestra forma y nuestro contenido:
  7. “El deporte es sólo una expresión humana.  Es la ascensión social y cultural de las necesidades de jugar  competir, comunicar y moverse, para lo cual, el hombre ha perfeccionado y desarrollado las destrezas neuro-musculares adicionándole el factor lúdico-agonista necesario para ser una manifestación plena de libertad y creatividad… (Sforzini 1983)
  8. Al ser producto de la ascensión social y cultural de tales elementos, está regido por reglas…
  9. Estas nacen para poder “jugar el juego “ dando origen al fair play, quién nos mostrará precisamente al Hombre en la búsqueda y liberación de sí mismo en su conducta ante y frente a la situación deportiva, y a su antagonista, gracias a quién podrá sacar lo mejor de sí, como una expresión de la Libertad a que aspira en el Juego-Movimiento-Agonística. (Sforzini 1983)
  10. Novak Djokovic precisamente valida hoy esta definción del deporte que entregué el medio nacional el año 1983, al referirse así a la presencia de sus más acerrimos competidores: “Nadal y Federer me han ayudado a estar hoy aquí, pero esto no ha acabado”.
  11. “Aunque haya ganado seis veces eso no significa que no deje de acordarme que Wimbledon siempre fue el torneo que quería ganar de pequeño y que a los siete años construía el trofeo en la habitación con el primer material que encontraba”.
  12. Hace 11 años Federer había ganado 16 Gran Slam; Nadal 10 y Djokovic 2, hoy ya sabemos que están empatados en 20.

LEY DE LA COMPETENCIA DEPORTIVA…Sforzini 1977 Mérida México

“Cuando se enfrentan dos atletas o grupos de éstos existe una ley que estará determinando en cierta forma su resultado y para mi es:

  • A igualdad de condiciones físicas ganará quién posea mejor técnica;
  • A igualdad técnica, ganará quién tenga mayor fuerza y potencia;
  • A igualdad física y técnica ganará quién tenga mayor cultura táctica, y,
  • A igualdad de todas ellas o como una forma de sobre-compensar la desventaja en alguna, ganará quién tenga mayor control de la situación y de sí mismo, quién tenga mayor motivación; mayor  tolerancia a las frustraciones,  al dolor,  quién tenga introyectado mensajes culturales apropiados para la consecución del éxito,… es decir, quién tenga los aspectos volitivos e ideológicos para la praxis deportiva, mejor integrados” (Sforzini 1977)
  • Este comentario me valió muchas entrevistas en México el año 1977 al  contestar así en conferencia de prensa, las posibilidades de Martin Vargas ante Miguel Canto, y la invitación a integrarme al cuerpo técnico del Cruz Azul.
  • Intelectualizar nuestro deporte, ya dejo hace mucho tiempo ser presente, el que los deportistas nacen y eso es todo.
  • Los toneles de sudor jamás han transformado, ni transformarán a un sujeto en atleta y a un atleta en campeón.
  • En estos juegos tendremos 58 deportistas representándonos, generalmente las noticias que llegan son “XXX no pudo lograr sus marca” esperamos que no sean esas las que comencemos a recibir.

Víctor Sforzini Sepúlveda

Investigador Deportivo

Asistente Técnico Federado de Fútbol

Entrenador Federado de Básquetbol

Hipnosis Deportiva

Master Psicología del Deporte (Tesina)

Post Grado y Maestría en CS

Master Practitioner en PNL