Al menos cuatro bebés murieron al desencadenarse un incendio en la planta donde se encontraba la unidad para recién nacidos de un hospital infantil en la India, desencadenando las críticas por lo común de este tipo de siniestros.

El incendio comenzó anoche en el gubernamental Hospital Infantil Kamala Nehru en Bhopal, en el estado central de Madhya Pradesh, y afectó a la unidad de atención neonatal, según informó este martes en Twitter el ministro regional de Educación Médica, Vishwas Sarang.

A pesar de que los bomberos y los equipos de rescate se trasladaron “inmediatamente” al hospital en cuanto se dió la voz de alarma, “no se pudo salvar a cuatro niños en el incidente”, mientras que otros bebés rescatados están siendo tratados, reveló. Las familias de los bebés fallecidos recibirán una compensación de 400.000 rupias (unos 4.600 euros).

“Este es un accidente muy triste y lamentable. Se ha ordenado una investigación de alto nivel”, concluyó el ministro regional, que trasladó su “más sentido pésame a las familias en duelo”. En declaraciones a la prensa, Sarang indicó que se sospecha que el incendio pudo haberse producido por un cortocircuito.

/gap