La Subsecretaría de Redes Asistenciales informó, a raíz de un intento de asfixia ocurrido este miércoles en la madrugada a una paramédico del Hospital San Juan de Dios, que van casi 1.500 funcionarios públicos de la salud agredidos en lo que va del año.

Karina Zamora, la paramédica agredida, fue atacada por el familiar de una persona que se encontraba en Urgencias del hospital.

Zamora, quien actualmente se encuentra con licencia médica, fue el primer caso de agresión bajo la nueva ley “Consultorio Seguro”, la cual fue promulgada el 19 de noviembre pasado y publicada hace una semana. Esta, aumenta las sanciones a quienes agredan a funcionarios públicos que ejerzan dentro de un recinto de salud.

A raíz de esto, la subsecretaría informó que en este año van cerca de 1.500 funcionarios agredidos. Sin embargo, según Arturo Zúñiga, subsecretario de la cartera, “hay un porcentaje importante de denuncias que no se realizan, hay mucho personal que no quiere denunciar por temor a que existan represalias de los mismos familiares, por lo tanto deben haber bastante más que las 1.500”.

El titular de Redes Asistenciales aseguró que “hay una mayoría de familiares que agreden a los funcionarios”. “No tienen explicación, no tienen justificación, obviamente uno reconoce que en la urgencia, como familiar uno puede venir en un estado más sensible y estar más afecto a cualquier problema que ocurra, pero no hay nada que justifique un nivel de violencia de esta forma”, agregó.

Asimismo, Zúñiga enfatizó en que “hay que considerar que los funcionarios de salud están para salvar vidas, por lo tanto no solo se agrede a la persona, sino que también eso afecta a los propios pacientes que no se pueden atender debido a que la persona está con licencia médica. Entonces es bastante condenable que se agreda a los funcionarios de salud, sobre todo teniendo en cuenta que ellos no tienen ninguna medida de seguridad, sino que están expuestos totalmente a poder atender a los pacientes y eso obviamente les implica estar en un contacto muy cerca de ellos, por lo tanto es bastante grave esta situación”.

Redes Asistenciales lleva un año trabajando en una mesa de seguridad conjunta esta temática y dentro de esta se han acordado nuevas inversiones, tales como botones de pánico, cámaras de seguridad y una coordinación con Carabineros, la cual según el subsecretario “es fundamental”.

“En muchos hospitales ya hay carabineros en las urgencias, porque esto es bastante frecuente, si consideramos que a la fecha llevamos casi 1.500 agresiones durante este año, eso implica tres agresiones diarias, es muchísimo”, señaló.

Asimismo detalló que “lo que le ocurrió a esta funcionaria, gracias también a Carabineros no pasó a mayores”.

La ley recientemente publicada establece también la obligación a todos los directores de establecimientos de asesorar a los funcionarios agredidos, “no solo psicológicamente, sino que prestarles toda la ayuda judicial obviamente sin costo para ellos”, explicó Zúñiga.

Sin embargo, enfatizó en que “lo que nosotros queremos es prevenir esto y no que termine en un juicio”.

/psg