Han pasado casi 48 horas de la exhaustiva búsqueda de tres personas que están desaparecidas luego de visitar la Iglesia de Piedra en la comuna de Cobquecura, región de Ñuble.

El hecho se produjo en medio de las intensas precipitaciones y marejadas que registraron el fin de semana en esa zona del sur del país, lo que activó un operativo de rescate por parte de Bomberos y Carabineros.

Según se informó en las últimas horas, los extraviados fueron identificados como Ismael Botti (37), Jorge Leiva (36) y Diego Águila (31), quienes formaban parte de un grupo de siete amigos provenientes de Talca, Santiago y Concepción.

“De un minuto a otro se puso a llover”

En conversación con el matinal Mucho Gusto, Marcos Alarcón, amigo de los jóvenes desaparecidos y que formaba parte del grupo durante esa jornada, accedió a relatar lo ocurrido previo a este dramático suceso.

El joven había estado con sus compañeros instantes previos a su desaparición y decidió no acompañarlos a la Iglesia de Piedra.

En primer lugar, Marcos explicó que el hecho “fue súper inesperado. Nos acercamos con cautela porque el oleaje no estaba en ese minuto tan fuerte. De un minuto a otro se puso a llover, salió viento y las marejadas“.

“Lo que nosotros agradecemos es la forma en la que nos trató la gente del retén de Cobquecura, los vecinos y las personas que se acercaron a ayudarnos cuando estábamos desesperados”, sostuvo.

Acerca de esta situación, Marcos indicó que “teníamos a cuatro amigos dentro de la caverna y salió uno… agradecemos que haya salido y que esté bien”.

Por último, y respecto al eventual hallazgo con vida de sus amigos, el joven manifestó: “Es nuestra esperanza y sería un pequeño regalo para las familias”.

Revisa el reporte completo de la situación en el lugar

 

/gap