¿Será que la condición natural del hombre es la guerra de todos contra todos, como decía Hobbes?

O que simplemente, el Estado no ha cumplido sus funciones para impedirlo. Para Iván Poduje hay más de esto último -sin desmerecer a Hobbes-, en especial en lo que al creciente tráfico ilegal de terrenos se trata.

Aquí no corre, según él, la tesis del “win win” del ministro Giorgio Jackson. Nada de sentarse a negociar entre propietarios y ocupantes ilegales.

“La única salida es que el Estado aplique la ley y desaloje a los usurpadores”, dice.

Y no sólo eso, “debe tomar medidas para que ese delito no siga creciendo”.

De no hacerlo, podríamos termina cayendo, ahora sí, en otra máxima de Hobbes, esa de que el hombre es el lobo para el hombre. La ley de la selva, a fin de cuentas.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap