La entrevista que el presidente Sebastián Piñera concedió el 15 de diciembre a CNN en Español y cuyo contenido fue conocido este miércoles (en ella, el mandatario dice que muchos de los videos sobre violaciones a los Derechos Humanos divulgados durante crisis “son filmados fuera de Chile”) ha generado múltiples reacciones.

Al respecto, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, expresó que “efectivamente hay mucha información que no es veraz, que es falsa, que circula por redes, que circula por medios que muchas veces no nos damos el tiempo de verificar”, según declaró esta mañana.

“Y también es cierto que se han dado a conocer influencias o incidencias de cuentas de redes sociales o de actividades digitales que provienen del extranjero. En magnitudes y proporciones importantes“, complementó.

“Ahora, ¿eso constituye una realidad jurídica? No”, reflexionó.

Blumel aseguró, además, que “puedo dar garantías del compromiso de nuestro gobierno y del Estado de Chile con los derechos humanos es absoluto y sagrado”.

“Se han conocido a lo menos cuatro informes de instancias internacionales de Derechos Humanos que han sido convocados o invitados por el Gobierno de Chile. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Alto Comisionado de Derechos Humanos, que es dirigido por la expresidenta Bachelet… o sea, el presidente de la República invita a la institución que es encabezada por la ex presidenta, lo que es una muestra de compromiso total con la materia, con mirada de Estado. También Human Right Watch y también el Instituto Nacional de Derechos Humanos (…) las tres primeras son invitaciones. La cuarta, con la Defensoría de la Niñez, cumple un rol fundamental”

Vocera: No habrá impunidad

En tanto, la ministra Secretaria General de Gobierno, Karla Rubilar, manifestó que “el Presidente hace un análisis claro respecto a que sí existen vulneraciones en materia de los Derechos Humanos en Chile y que no habrá impunidad. Esto también está en la entrevista”, dijo.

“Nuestro país cuenta con un Estado de derecho fuerte, por eso tenemos las denuncias por parte del INDH y la Defensoría de la Niñez. Si se hubiera ocultado información, esas querellas no existirían”, explicó.

Por otro lado, recordó que “hablamos de un ataque sistemático al Metro de forma simultánea en lugares específicos, que parece ser una organización un poco mayor a un descontento social que genera violencia para levantar reivindicaciones”.

Con respecto al informe de big data, Rubilar expresó que “la información oficial que tenemos, es que a la ANI le llega un informe de big data y que ellos, por su ley de inteligencia deben resguardar la fuente”.

/psg