El diputado René Alinco, quien hoy dio que hablar al interior de la Cámara Baja, justificó su interrupción durante el primer discurso del nuevo presidente de la corporación, Vlado Mirosevic, e incluso apuntó contra el Gobierno.

Además, durante esta misma jornada, el jefe de bancada de independientes-PPD, el diputado Cristián Tapia, confirmó la expulsión de Alinco, a quien además se le cuestiona por llegar con hálito alcohólico al Congreso.

De hecho, algunos de sus colegas prefirieron cambiarse de lugar en el hemiciclo debido al olor que traía el diputado por la región de Aysén.

En conversación con el Programa Podría ser Peor de Radio Bío Bío, el diputado en cuestión dijo que interrumpió a Vlado Mirosevic porque “no era tan efectivo lo que él estaba planteando en su discurso inicial. Él hablaba que todos los diputados y diputadas vamos a tener los mismos derechos y oportunidades”.

“Por otra parte plantea, en ese mismo discurso, de que cuando hay diputados que faltan al buen hacer político, tenemos que aislar a esos diputados que son confrontacionales. Yo no estoy de acuerdo con eso, porque son palabras de buena crianza”, precisó Alinco, asegurando que en ningún minuto lo insultó.

En el fondo, lo que el diputado le quiso decir a Mirosevic es que “el presidente de esta Cámara, no solamente el presidente, pero él como representante de esta corporación, debe hablar con la verdad”.

A esto añadió que “todo este proceso de elección, que siempre hay competencia, pero creo que en esta oportunidad el Ejecutivo, con el presidente actual a la cabeza, influyeron y manipularon demasiado y en forma descarada los resultados de la votación, así de simple”, manifestó el parlamentario en relación a la votación de ayer.

Hálito alcohólico

Ya al final de la entrevista, se le consultó a Alinco por los cuestionamientos que hicieron algunos parlamentarios, donde lo acusan de llegar con hálito alcohólico a la sesión y que no “estaba en condiciones”.

“Si algo no soy yo es mentiroso, cuando me pego un condoro, afortunadamente mi padre me enseñó de chiquitito que hay que apechugar y no hay que echarle la culpa al de al lado”, indicó el parlamentario.

Luego Alinco juró por su hija que “quienes lo acusan, el diputado Tapia, lo más cerca que estuvo de mí tienen que haber sido 20 metros de distancia. Nunca se me acercó”

/gap