Tras la imagen más profunda y nítida del Universo jamás tomada, presentada en la Casa Blanca por el presidente de EEUU, Joe Biden, el lunes, la Nasa presentó el martes otra saga de cuatro fotografías tomadas por el Telescopio Espacial James Webb (JWST, su sigla en inglés), una iniciativa liderada por la Nasa, en asociación con la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

Pero sigilosamente, la agencia espacial publicó otra seguidilla de imágenes, sin las publicidad de las primeras cinco. Se trata de varias imágenes de Júpiter, tomadas por el telescopio espacial mientras los científicos aún estaban probando sus instrumentos, las que se incluyeron en el informe de puesta en marcha del JWST.

Las imágenes, muestran a Júpiter y sus anillos, así como a tres de sus lunas: Europa, Tebe y Metis.

En las fotografías también se puede ver la sombra de Europa en la imagen de la izquierda, justo al lado de la terrorífica Gran Mancha Roja del planeta.

Las imágenes fueron tomadas por la cámara de infrarrojo cercano (NIRCam) de JWST y utilizan dos filtros diferentes que resaltan longitudes de onda de luz separadas.

Parte de la prueba consistía en garantizar que JWST pudiera rastrear objetos que se mueven rápidamente a través del Sistema Solar.

Para esto, JWST fotografió nueve objetivos, y Júpiter fue el que se movió más lentamente, pero, como puede ver, uno de los más impresionantes.

La imagen de la izquierda fue tomada por la cámara de infrarrojo cercano del telescopio utilizando un filtro que resalta las longitudes de onda cortas. La de la derecha se tomó con un filtro que resalta longitudes de onda largas de luz. Foto: Nasa

El ensayo, según informó el sitio Sciencealert, también demostró que es posible usar el telescopio para fotografiar detalles como lunas y anillos alrededor de un planeta tan brillante como Júpiter.

“Se esperaba que observar un planeta brillante y sus satélites y anillos fuera un desafío, debido a la luz dispersa que puede afectar el instrumento científico empleado, pero también el sensor de guía fina debe rastrear las estrellas guía cerca del planeta brillante”, explica el informe de puesta en marcha.

“Estas observaciones verificaron la expectativa de que la adquisición de estrellas guía funciona con éxito siempre que Júpiter esté al menos a 140″ del FGS, de acuerdo con el modelo previo al vuelo”.

Todas estas son buenas noticias, ya que significa que JWST será útil para rastrear cosas como cometas y objetos cercanos a la Tierra.

En general, el informe de puesta en marcha muestra que JWST está funcionando incluso mejor de lo esperado.

“El resultado clave de seis meses de puesta en marcha es este: JWST es totalmente capaz de lograr los descubrimientos para los que fue construido. JWST fue concebido para permitir avances fundamentales en nuestra comprensión de la formación y evolución de galaxias, estrellas y sistemas planetarios‘”, escribieron los autores en el informe.

Las primeras imágenes

El conjunto completo de las primeras imágenes a todo color y los datos espectroscópicos del telescopio, que descubren un conjunto de características cósmicas que habían sido esquivas hasta ahora, fueron publicados el martes y puestos a disposición del mundo. “Hoy presentamos a la humanidad una vista nueva y revolucionaria del cosmos desde el telescopio espacial James Webb, una vista que el mundo nunca antes había tenido”, dijo Bill Nelson, administrador de la Nasa en la presentación de este nuevo registro del universo.

Asimismo, el líder de la agencia aeroespacial remarcó que “estas imágenes, incluyendo la vista infrarroja más profunda de nuestro Universo que jamás se haya tomado, nos muestran cómo Webb ayudará a responder las preguntas que aún no sabemos hacer; preguntas que nos ayudarán a comprender mejor nuestro Universo y el lugar de la humanidad dentro de él.”

La Nasa explora lo desconocido en el espacio para beneficio de todos, y las primeras observaciones de Webb cuentan la historia del Universo oculto a través de cada fase de la historia cósmica: desde exoplanetas vecinos hasta las galaxias observables más distantes en el universo primitivo.

“Este es un momento único e histórico”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas. “Tomó décadas de voluntad y perseverancia llegar aquí, y estoy inmensamente orgulloso del equipo de Webb. Estas primeras imágenes nos muestran todo lo que podemos lograr cuando nos unimos detrás de un objetivo común: resolver los misterios cósmicos que nos conectan a todos. Este es un destello deslumbrante de los conocimientos que aún están por venir”.

Greg Robinson, director del programa Webb en la sede de la Nasa añadió que “estamos entusiasmados de celebrar este día extraordinario con el mundo. La hermosa diversidad y el detalle increíble de las imágenes y los datos del telescopio Webb tendrán un impacto profundo en nuestra comprensión del universo y nos inspirarán a soñar a lo grande”.

Las primeras observaciones de Webb fueron seleccionadas por un grupo de representantes de la Nasa, la ESA, la CSA y el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial (STScl, por sus siglas en inglés). Estas observaciones revelan las capacidades de los cuatro instrumentos científicos de última generación de Webb.

Las imágenes reveladas por el telescopio James Webb

  • SMACS 0723: Webb proporcionó la imagen infrarroja más profunda y nítida del Universo lejano hasta la fecha, y en sólo 12,5 horas. Para una persona observando el firmamento desde la Tierra, el campo de visión de esta nueva imagen representa aproximadamente del tamaño de un grano de arena sostenido a la distancia de un brazo extendido. Este campo profundo utiliza un cúmulo de galaxias como lente gravitacional para encontrar algunas de las galaxias más distantes jamás detectadas. Esta imagen no es más que un pequeño ejemplo de la capacidad del Webb para estudiar los campos profundos y rastrear las galaxias hasta el principio del tiempo cósmico.
La primera imagen lograda por el telescopio James Webb. Foto: Nasa
  • WASP-96b (espectro): La observación detallada obtenida por Webb de este planeta caliente e “inflado” fuera de nuestro Sistema Solar llamado WASP-96b revela señales inconfundibles de agua, junto con evidencia de bruma y nubes que no había sido detectada en estudios previos de este planeta. Con su primera detección de agua en la atmósfera de un exoplaneta, Webb ahora se dispondrá a estudiar cientos de otros sistemas para entender de qué están hechas otras atmósferas planetarias.
Credits: NASA, ESA, CSA, and STScI
  • Nebulosa del Anillo del Sur: Esta nebulosa planetaria, una nube de gas en expansión que rodea a una estrella moribunda, está a unos 2.000 años luz de distancia. Aquí, la poderosa mirada infrarroja de Webb pone por primera vez a plena vista una segunda estrella agonizante. Desde su nacimiento hasta su muerte como una nebulosa planetaria, Webb puede explorar las capas de polvo y gas que expulsan estrellas que envejecen y que algún día pueden convertirse en una nueva estrella o un nuevo planeta.
La imagen de la Nebulosa del Anillo del Sur. Foto: Nasa
  • Quinteto de Stephan: La vista de Webb de este grupo compacto de galaxias, ubicadas en la constelación de Pegaso, atravesó el velo de polvo que rodea el centro de una galaxia para revelar la velocidad y la composición del gas cercano a su agujero negro súper masivo. Ahora, los científicos pueden obtener una visión poco común, con detalles sin precedentes, de cómo las galaxias que interactúan entre sí desencadenan la formación de estrellas y cómo el gas se altera en estas galaxias.
Quinteto de Stephan. Foto: Nasa
  • Quinteto de Stephan: La vista de Webb de este grupo compacto de galaxias, ubicadas en la constelación de Pegaso, atravesó el velo de polvo que rodea el centro de una galaxia para revelar la velocidad y la composición del gas cercano a su agujero negro súper masivo. Ahora, los científicos pueden obtener una visión poco común, con detalles sin precedentes, de cómo las galaxias que interactúan entre sí desencadenan la formación de estrellas y cómo el gas se altera en estas galaxias.
Nebulosa de Carina. Foto: Nasa

“¡Absolutamente emocionante!”, dijo John Mather, científico principal del proyecto Webb en el Centro Espacial de Vuelo Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Los equipos mecánicos trabajan a la perfección, y la naturaleza está llena de una belleza sorprendente”. La publicación de las primeras imágenes y espectros de Webb marca el comienzo de sus operaciones científicas, donde astrónomos de todo el mundo tendrán la oportunidad de observar desde objetos dentro de nuestro sistema solar hasta el universo primitivo, utilizando los cuatro instrumentos de Webb.

Cabe mencionar que el telescopio espacial James Webb fue lanzado el 25 de diciembre de 2021, a bordo de un cohete Ariane 5, desde el Puerto Espacial Europeo de Guyana Francesa. Después de completar una compleja secuencia de despliegue en el espacio, Webb se sometió a meses de puesta en servicio durante los cuales se alinearon sus espejos e instrumentos se calibraron para su entorno espacial y se prepararon para la investigación científica.

El telescopio espacial James Webb es el principal observatorio de ciencias espaciales del mundo. Webb resolverá misterios del sistema solar, verá más allá de mundos distantes alrededor de otras estrellas y explorará las misteriosas estructuras y los orígenes de nuestro universo y nuestro lugar en él.

/psg