Rechazo generaron los dichos del Presidente Sebastián Piñera, quien dijo estar “convencido de que lo peor de esta crisis ya pasó”. Esto en alusión al estallido social que ha afectado al país, desde el pasado 18 de octubre.

“Le voy a decir dos cosas. Estoy convencido de que el año 2020 va a ser mucho mejor que el año 2019 y, además, estoy convencido de que lo peor de esta crisis ya pasó y ahora tenemos que hacernos cargo de aprender las lecciones para construir un país mejor entre todos”, señaló en entrevista con La Tercera.

Al respecto, el timonel del PS, Álvaro Elizalde, consideró que el Mandatario, “no dimensiona lo que realmente está ocurriendo en el país, tenemos un desafío enorme que es dar respuesta a las demandas ciudadanas que se han expresado en las calles. Y el Presidente hace dos afirmaciones que van en un sentido contrario, primero señala que no va a modificar lo que es su programa de Gobierno e insiste en el concepto del sistema de pensiones fundado solo en la capitalización individual y un elemento de solidaridad y eso difícilmente va a resolver el drama de las pensiones”.

A su juicio, “estas declaraciones del Presidente lejos de contribuir a superar la crisis como una señal de que ha escuchado a la ciudadanía y está dispuesto a acoger sus demandas, más bien es el reflejo de que no está escuchando, que se está cerrando a lo que están reclamando los ciudadanos”.

“Las declaraciones del Presidente se enmarcan dentro de lo que ha sido su tónica, él está más bien en una lógica que desde el punto de vista psicológico es de la negación, no está queriendo ver la realidad, no la ha visto en materia de Derechos Humanos, donde ha hecho declaraciones bastante desafortunadas y lamentablemente tampoco la está viendo respecto de las demandas ciudadanas”, recalcó el senador Elizalde.

En la misma línea, el líder del PPD, Heraldo Muñoz, planteó que “el diagnóstico del Presidente de la República carece de realismo al sostener que lo peor de la crisis ya pasó y que ahora toca aprender de las lecciones. Me parece que el Presidente está en un mundo paralelo, su discurso es predecible y no apunta a lo fundamental que es lograr un gran pacto social con justicia tributaria, respuestas sociales a las demandas sociales de un sistema mixto de pensiones, por ejemplo, un nuevo sistema de salud pública, mejores salarios y un conjunto de otras materias que hasta ahora no han sido planteadas”.

“Lo que sostiene el Presidente básicamente son más parches que, por ejemplo, dejan intactas a las AFP, no veo cómo aparezca en sus planteamientos la distribución de la riqueza que es tan necesaria para tener un país con menos desigualdad (…) Eso está ausente en el Presidente de la República y por eso, su diagnóstico me parece que carece de realismo”, enfatizó Muñoz.

Asimismo, el presidente del PR, Carlos Maldonano, cree que “está equivocado el Presidente (Piñera), la crisis está ahí, sigue vigente y lista para rebrotar aún con más fuerza, porque las inequidades estructurales siguen también ahí, afectando la calidad de vida de millones de chilenos, en las pensiones, en la salud, en el costo de la educación, en el maltrato del transporte público, porque el problema de fondo es que aún no hay una verdadera agenda social”.

“Este Gobierno, políticamente, terminó el 18 de octubre, su programa ya se hizo inviable, porque la ciudadanía dijo fuerte y claro que quiere ir en otra dirección, pero restan más de dos años (…) es necesario que el Gobierno sepa leer la situación y con humildad y sentido de país, y abrirse a un pacto de transición político y social, que permita que Chile camine por un sendero positivo durante estos dos años. Piñera ya no puede pretender llevar a la practica sus ideas, pero aún puede hacer un aporte valioso al país, si entiende que su rol cambió, que ahora debe ser un facilitador de acuerdos que permitan a Chile encaminarse correctamente hacia un nuevo ciclo histórico”, sostuvo Maldonano.

Por su parte, el diputado del PC Daniel Núñez, opinó que “las palabras de Piñera corroboran lo que ha sido siempre la estrategia del Gobierno que es la estrategia del desgaste, esperar que esto pasara por un tema de cansancio, de agotamiento, por el ciclo natural de las protestas sociales. Lo peor de eso es que una vez que decaiga la protesta social, Piñera se sienta más liberado para volver a su programa de Gobierno y dejar de lado todas reformas y cuestionamientos que hoy existen de parte de la ciudadanía”.

“Creo que es una ingenuidad pensar que este ciclo de protestas se acaba con lo que puede ocurrir de cara a meses que son tan complejos y desmovilizadores como es enero y febrero (…) cuando hay una eclosión social tan profunda, claramente que esto no se apaga como sucede con movilizaciones normales. Este ciclo no ha terminado y su término va a estar muy vinculado al plebiscito de abril y al resultado de la Asamblea Constituyente”, precisó Núñez.

Asimismo, el diputado DC Gabriel Ascencio sostuvo que “él se autoconvece de eso. Así actúa siempre, como lo que ha sido en su vida, el ha sido siempre un gran especulador y como cree que ya capeó el temporal, entonces él esta seguro que puede volver a lo de siempre: un par de maquillaje por acá, unos arreglos por el otro lado, pone contentos a algunos y con eso cree que puede solucionar los problemas o las demandas de la gente, lo que naturalmente no va a ocurrir”.

El diputado de la falange finaliza diciendo que “es muy decepcionante y preocupante la entrevista al Presidente Piñera. La verdad es que sincera su posición pero demuestra que no logra captar bien lo que ha ocurrido en nuestra sociedad y fundamentalmente no entiende los graves problemas que enfrenta su gobierno por su propia responsabilidad”.

/psg