Con más del 70% de las mesas escrutadas, la opción del Rechazo se impuso en el Plebiscito de Salida, lo que significa —en primer instante— que Chile continuará rigiéndose bajo lo que establece la Constitución de 1980, diseñada en plena dictadura militar.

Si bien desde el Gobierno ya planean cómo será la jornada desde este lunes 5 de septiembre, ahora llegó el momento en que los sectores políticos concreten los compromisos que anunciaron previo al evento plebiscitario.

La dura derrota se resiente en el sector del Apruebo, ya que la opción ni siquiera estuvo cerca del 78% que logró en el plebiscito de entrada de 2020, proceso que dio origen al proceso constitucional que hoy culmina. La alternativa que estaba a favor de una Nueva Carta Magna tampoco logró convencer a las regiones.

¿En qué regiones no ganó el RECHAZO?

En pocas palabras, la opción Apruebo no ganó en ninguna región; en todas se vio superada por la alternativa del Rechazo. Eso sí, mientras en algunas hubo una gran diferencia, en otras fue más acotada.

Ejemplo de lo anterior —y aún con mesas por escrutar—, donde se registró una alta diferencia (cerca de 30% de distancia) fue en las regiones de Arica y Parinacota, de Tarapacá, de Antofagasta, de O’Higgins, del Maule, del Ñuble, de La Araucanía, de Los Ríos, de Los Lagos y de Aysén.

En cambio, en regiones como la de Atacama, de Coquimbo, de Valparaíso, Metropolitana y de Magallanes, apenas superó el 40%.

Resultado Plebiscito 2022

 

 

RESULTADO GENERAL

38,13%

APRUEBO

4.848.515

61,87%

RECHAZO

7.868.384

Mesas escrutadas 99,74%

¿Qué pasa ahora que ganó el Rechazo?

El Congreso aprobó el pasado 10 de agosto la reforma que rebaja los quórum requeridos para cambiar la Constitución: pasa de necesitar dos tercios de las y los congresistas, a los cuatro séptimos. Pese a esto, aún no hay acuerdo si, en caso de reformar la Constitución actual, esto se haría a través del Congreso o de una nueva Convención Constitucional.

Los senadores Ximena Rincón y Matías Walker ingresaron el 2 de agosto un proyecto de ley para establecer los mecanismos a seguir tras el triunfo del Rechazo.

“El Presidente de la República, en el plazo de 15 días, enviará al Congreso Nacional un proyecto de reforma constitucional para definir democráticamente los mecanismos paritarios de continuación del procedimiento para elaborar una nueva Constitución, el que deberá ser despachado a ley en un plazo no mayor a 30 días de su ingreso”, señala la iniciativa. Sin embargo, este proyecto no ha avanzado desde entonces.

/gap