El actor estadounidense Alec Baldwin habló este sábado por primera vez tras la muerte accidental de la directora de fotografía, Halyna Hutchins, a la que disparó con el arma que estaba usando durante el rodaje de un wéstern.

“No se me permite hacer ningún comentario, porque se trata de una investigación en marcha”, dijo Baldwin ante un grupo de periodistas en un video difundido por el sitio web TMZ. “Me lo ha ordenado el Departamento del Sheriff de Santa Fe [Nuevo México, donde se produjo el accidente]. No puedo responder ninguna pregunta sobre la investigación. No puedo”, recalcó.

En el video, el actor aparece junto a su esposa Hilaria en Manchester, Vermont, donde, según el sitio web, “él y su familia se han ocultado desde el incidente fatal”. “Ella era mi amiga. El día que llegué a Santa Fe para empezar a rodar la llevé a cenar con Joel, el director”, apuntó el actor.

La investigación, que actualmente está centrada en la balística para tratar de determinar qué proyectil había exactamente en el arma y quién colocó allí la munición, continúa y todavía no se han presentado cargos. “Hay accidentes incidentales en los sets de filmación de vez en cuando, pero nada como esto. Este es un episodio de uno entre un billón”, dijo Baldwin.

Tras el accidente, en el que también resultó herido el director Joel Souza, fue suspendida la producción del wéstern ‘Rust’, que cuenta la historia de un niño de 13 años que se ve obligado a valerse por sí mismo y a cuidar de su hermano pequeño tras la muerte de sus padres en la Kansas de 1880.

/psg