A las 9.30 de este martes el Senado comenzó a revisar la acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera. El libelo, cuya admisibilidad fue aprobada en la Cámara de Diputados, se da en el marco de los denominados pandora papers.

Previo al inicio de la sesión -que se espera se extienda durante toda la jornada- el ministro de la Segpres, Juan José Ossa, quien acompañó al abogado del Mandatario, Jorge Gálvez, habló con la prensa donde volvió a criticar la acusación.

“Tenemos la esperanza de que en el Senado va a imperar la sensatez. Hemos dicho muchas veces que confiamos en la sabiduría de los senadores”, aseguró el secretario de Estado previo a entrar a la sala de la Cámara Alta.

Agregó que “los diputados lo que aprobaron es la admisibilidad de una acusación y lo que toca ahora es conocer y juzgar como jurado estos hechos que hemos dicho que son manifiestamente falsos o han sido relatados de forma mañosa, así que confiamos en la sensatez del Senado”.

Más tarde, el subsecretario de la cartera, Máximo Pavez, también se refirió al trámite del libelo en la Cámara Alta.

“La verdad es que estamos tranquilos, confiados en que el Senado va a hacer su trabajo y la misión constitucional que es evaluar como jurado, es decir, como un tribunal en consciencia, los argumentos de la defensa”, indicó.

El subsecretario aseguró, además, que “nosotros no tenemos ninguna duda de que hoy día el Senado va a estar completamente a la altura y que no van a haber votos para destituir al Presidente de la República, creemos que no se justifica y por lo tanto la exposición de los tres diputados acusadores dio cuenta de que aquí no haya argumento nuevo, de que la acusación está mal planteada, se refiere a hechos que no obedecen esta administración respecto a los cuales el Presidente Piñera no tenía información y respecto a los cuales ya hay cosas juzgadas”.

En ese sentido, la autoridad de gobierno dio cuenta de los cálculos previos que hacían en el gobierno, en relación a que la oposición no contaría con los votos necesarios -se requiere 2/3 de los senadores- para concretar la destitución del Mandatario.

“Para destituir al Presidente de la República se requieren 2/3 de los senadores en ejercicio, en este caso 29 votos, la oposición tiene 24, por lo tanto, es evidente que la acusación no va a prosperar”, aseguró.

Durante la sesión de la mañana en el Senado, expondrán los diputados defensores de la acusación -Leonardo Soto (PS), Gael Yeomans (CS) y Gabriel Silber (DC)-. Posterior a ello, será el turno de la defensa del Jefe de Estado.

Para, posteriormente, durante la tarde, dar paso a los discursos de los senadores, quienes podrán exponer sus argumentos en la sala antes de emitir su voto.

/psg